GUERRA CIVIL ESPAÑOLA, LA BATALLA DEL EBRO


Resumen de la Batalla del Ebro

En el verano de 1938, ya había transcurrido un año de Guerra Civil Española, la situación para los ejércitos de la II República era sumamente comprometida. El desastre de  Teruel y la posterior ofensiva de los ejércitos de Franco había dividido en dos la zona republicana en Vinaroz. Había que tomar una decisión rápidamente, porque en el verano de 1938, todavía se  pensaba en la victoria de los republicanos. Una vez caída Teruel y dividido el territorio republicano, Negrín necesitaba un gesto, tenían que animar a sus tropas y países aliados. Las pérdidas de las batalla de Teruel y de la Alfambra habían sido importantes, pero todavía quedaban efectivos y el presidente Negrín y su Jefe de Alto Estado Mayor, el general Rojo, decidieron tomar la iniciativa y presentar batalla a los nacionales en un frente establecido por el rio Ebro, desde Mequinenza hasta Amposta: la Batalla del Ebro .

El general Vicente Rojo reunión a sus mejores comandantes comunistas del mítico 5º Regimiento, ahora en el Ejército del Ebro, Modesto, Lister, Tagüeña y Etelvino Vega y les entregó las órdenes, había que avanzar, había que lanzar un gigantesca ofensiva al sur del Ebro y tomar Gandesa. Todo se va a decidir en la batalla del Ebro, Negrín estaba dispuesto a arriesgarlo todo. La república iba a poner en juego durante la batalla del Ebro una inmensidad de medios y soldados, iba a tener lugar la mayor batalla que jamás ha ocurrido en territorio español. Cerca de 200.000 soldados se iban a enfrentar en una terrible batallas de desgaste, se contaba con las mejores divisiones de los dos ejércitos. La batalla del Ebro se considera la batalla más transcendente de la Guerra Civil Española.

Los republicanos fracasaron finalmente en su ofensiva y antes que todo fuera peor, decidieron retirarse y repasar el Ebro por donde había iniciado la ofensiva. Cuando las tropas de Lister abandona la orilla derecha del Ebro, cubierto por las divisiones de Tagüeña, la imagen es dantesca, ya era evidente que se perdía la Guerra Civil y también la II República. La batalla del Ebro, fue mucho más que una simple ofensiva del Ejército del Ebro sobre el Cuerpo de Ejército Marroquí del general Yagüe.

Los recursos que perdieron los republicanos en la batalla del Ebro, ya nunca se volvería a recuperarse. Después del Ebro, los republicanos retrocederían ante las tropas nacionales hasta su rendición final, ya nunca más volverían a tomar la iniciativa. La derrota del ejército republicano en la batalla del Ebro verificaba el final de la Guerra Civil. Con excepción de Negrín, ya muchos miembros del gobierno vieron inutil continuar con el horror de la guerra civil. Azaña, Besteriro, Prieto, Rojo, etc., después de la Batalla del Ebro, consideraron absolutamente absurdo estender la guerra civil con la intencióno irreal de enlazala con la II Guerra Mundial.

Sobre el terreno quedaron cerca de 100.000 bajas, la mitad de cada ejército, 15.000 muertos diseminados por todo el campo de batalla. Imágenes sobrecogedoras, aviones derribados, tanques destruidos. La batalla del Ebro, pasará a la historia como la mayor y más sangrienta batalla de la Historia de España .

El mayor horror de toda la Historia de España, su Guerra Civil, con 300.000 muertos; y en el recuerdo de todos los españoles la Batalla del Ebro, ese 25 de julio de 1938 cuando dos inmensos ejércitos de Negrín y Franco lucharon, chocaron y murieron.


Resumen de la Batalla del Ebro

Se denomina batalla del Ebro, a la que tuvo lugar durante la Guerra Civil Española, entre el 25 de julio y el 16 de noviembre de 1938,  en el  tramo del valle  del rio Ebro comprendido entre Amposta, en la provincia de Tarragona   y Mequinenza, en la zona occidental de la provincia de Zaragoza. Esto supone un frente de más de 60 kilómetros.

VICENTE ROJO Y FRANCO

La Batalla del Ebro fue la más encarnizada de la Guerra Civil española. Franco se vio sorprendido por la maniobra de Vicente Rojo, cuando sus Cuerpos de Ejército estaban a punto del intentar la toma de Valencia. La ofensiva la iba a realizar el Ejército del Ebro, evolución del famoso Quinto Regimiento comunista. Su jefe, Modesto, era comunista, lo mismo que sus jefes de cuerpo Lister y Tagüeña, sus jefes de división y brigada y la mayoría de sus mandos y tropa.

Se inicio con un ataque de unos 100.000 del Ejército Popular de La República Española, desde la orilla norte del rio contra 90.000 efectivos del ejército nacional. Aunque el ejército republicano consiguió cruzar el rio, no logró   los  objetivos planificados y fue  rápidamente controlado en su avance y fijado al terreno por los nacionales antes de conquistar Gandesa. 

El jefe del sector nacional, general Yagüe, logró contener el ataque inicial gracias a la división13 de Barrón. Dando tiempo a la llegada de refuerzo desde otros sectores. Franco decide presentar la batalla  que Vicente Rojo ha elegido.  Los dos ataque de diversión, al norte y al sur, son fácilmente neutralizados; pero no así el ataque principal. Franco diseñó una tremenda batalla de desgaste, tenía encerrado a lo mejor del ejército de la República y quería destruirle.

El objetivo de los republicanos era derrotar al ejército nacional o al menos prolongar la guerra civil para conectarla con una futura segunda guerra mundial. Sin embargo las intenciones del gobierno del Frente Popular fracasaron. Las divisiones republicanas, no sólo no consiguieron derrotar a su enemigo, sino que además   la batalla del Ebro acabó siendo una batalla de desgaste que les resultaría fatal.

Después de 4 meses de lucha, las tropas republicanas volvieron a cruzar el río Ebro ahora ya replegándose hacia Cataluña. Se esfumaba así la última oportunidad del Frente Popular de alargar el conflicto y quizás ganar la Guerra Civil Española.  Después de esta importante derrota, el destino final de la II República Española estaba definitivamente marcado.  

 


Ficha de la Batalla del Ebro

FICHA DE LA BATALLA DEL EBRO

Antecedentes Históricos de la Batalla del Ebro

Tras la batalla de Aragón,  Franco  evita continuar avanzado contra las tropas republicanas en Cataluña y toma la decisión MAPA DE OS RENTES ATES DE LA BATALLA DEL EBROde proseguir la ofensiva hacia Valencia.  Esta decisión posibilita el reagrupamiento del ejército popular  y le permite al general Vicente Rojo, Jefe del Estado mayor Central, la posibilidad de llevar a cabo un ataque desde el norte que uniera las dos zonas de la España republicana,  separadas  por una brecha  a la altura de Vinaroz, que  aumentaba  rápidamente día a día.

Rojo planeó  una acción de gran envergadura con objeto de atraer gran número de tropas nacionales hacia la zona del delta del Ebro y de esta forma retrasar la toma de Valencia por Franco.

Situación Internacional

En 1938 , mientras que Hitler y Stalin se van olvidando poco a poso de la guerra civil española,  la política de Estados Unidos ha hundido al país más poderoso en un  aislacionismo internacional. El 12 de marzo, cuando los nacionales habían tomado Teruel e iniciaban la ofensiva sobre Aragón, Hitler ocupa Austria, es su Anschluss.  El 6 de abril, llegan los nacionales al Mediterráneo. Hitler ocupa Checoslovaquia y desde julio a septiembre, la atención europea se centra en la agresión nazi a Checoslovaquia. El 29 y 30 de septiembre, se produce un acuerdo vergonzoso, materializándose la claudicación de Europa. En la reunión de Munich, las cuatro potencias europeas _ Hitler, Mussolini, Chamberlain y Daladier_­ se pliegan a las condiciones de Hitler y el destino de Checoslovaquia está sentenciado. Ahora ya los dirigentes republicanos sabían que Inglaterra y Francia abandonarían a su suerte a la República Española. Franco ha comunicado a Francia e Inglaterra, en las vísperas del acuerdo de Munich, que en caso de conflicto europeo España se mantendrá neutral. Este gesto indigna a Hitler y muestra lo que va a ser la postura de Franco durante la segunda guerra mundial. Pero la peor noticia para el destino de la República   iba a llegar con el pacto germano- soviético del 23 de agosto de 1939.

 

Acuerdo Ribbentrop-Mólotov

El acuerdo entre Hitler y Stalin, contemplaba el reparto de Europa entre las dos potencias. Contenía  unas cláusulas secretas donde el Tercer Reich y la Unión Soviética definían prácticamente el reparto de la Europa del este y central fijando los límites de la influencia alemana y soviética mediante mutuo acuerdo, determinando que Polonia quedaría como "zona de influencia" que se repartirían entre ambos estados, mientras que la Unión Soviética lograba que Alemania reconociese a Finlandia, Estonia y Letonia como "zonas de interés soviético" y, más tarde, también Lituania.  Este acuerdo formalizaba el abandono definitivo del apoyo del dictador comunista a la democrática república española. La suerte está echada.

Aunque la Unión Soviética negó durante mucho tiempo la existencia de estas cláusulas secretas, el gobierno soviético presidido por Gorbachov, en el marco de su política de glásnost (apertura) emitió una declaración oficial admitiendo como verdadero el contenido de este tratado respecto al "reparto" nazi-soviético de Europa Oriental y condenando el Pacto.

Terminada la guerra civil, la situación de los comunistas republicanos españoles, refugiados en Francia, era Kafkiana. Ahora debían de  asumir la alianza con Hitler,  después de haber perdido  sus vidas  luchando contra el fascismo hitleriano.


Orden de Combate de la Batalla del Ebro

El Ejército Republicano del Ebro

JEFES EJERCITO DEL EBRO

El denominado Ejército del Ebro, del Grupo de Ejércitos de la Región Oriental (GERO), procedente en su mayor parte de la Agrupación Autónoma del Ebro , tenía como objetivo inicial , impedir que las tropas nacionales ocuparan el margen izquierdo del rio.

Su máximo comandante  era el entonces mayor Juan Modesto Guilloto, la agrupación estaba formada por dos cuerpos de ejércitos: el V,  comandado por el teniente coronel  Enrique Lister Forján, y el XV que mandaba el mayor Manuel Tagüeña  Lacorte.

Los tres eran militares comunistas y sus cuerpos de ejército estaban organizados como unidades soviéticas. Se  incorporando insignias y  distintivos  con las estrellas rojas de cinco puntas comunista, el saludo militar se hacía llevando el puño cerrado a la sien y las unidades militares  incluso incorporaban los correspondientes comisarios políticos al más puro estilo del ejército rojo soviético. Los tres eran oficiales muy experimentados en las batallas de Guadalajara, Belchite y Teruel. Habían inculcado a las  unidades , un férrea disciplina militar y no iban a permitir las indisciplinas de la unidades  milicianas del inicio de la Guerra Civil.

DIRIGENTES COMUNISTAS DEL EJERCITO DEL EBRO

Dependiendo del V Cuerpo de Ejército, estaban las divisiones 11,45 y 46 y con el XV Cuerpo de Ejército, las divisiones 3, 35 y 42. El jefe de estado mayor de la república, el general Rojo, consideró necesario reforzar la Agrupación Autónoma del Ebro con la incorporación del XII Cuerpo de Ejercito del coronel Etelvino Vega con las divisiones 16 y 44 junto con la brigada 135.

Las reservas de la Agrupación Autónoma del Ebro, estaba constituida por los Cuerpos de Ejército XVIII y XXIV. El primero  a las órdenes del comandante comunista José del Barrio, con las divisiones 27 y 60 y el segundo con la división 43.

Modesto , antiguo carpintero, fue un auténtico jefe militar de verdad, no una figura decorativa impuesta por la propaganda del partido comunista como el caso del “Campesino”. Modesto formaba parte  del Comité Central del PCE  y era el  militar de mayor confianza de la organización comunista. Durante la guerra civil, los comunistas llegaron a tener tal poder, que podían nombrar o destituir  mandos  militares según sus intereses. Sus colaboradores, decían de él, que era sarcástico, falso, despótico y también brutal.

Lister tenía grandes dotes de mando, era simpático, inteligente y muy despierto. De joven trabajó como cantero y después emigró a Cuba. Como comunista fue enviado a la Unión Soviética a estudiar táctica política y militar, pero sus malos resultados le llevaron a trabajar en el metro de Moscú. Su fama le llevó a ser nombrado miembro del Comité Central. Mantuvo siempre la disciplina con durísima disciplina pero también sabía perdonar las faltas de sus subordinados.

Tagüeña, universitario madrileño, fue Dirigente de la FUE ( Federación Universitaria Escolar) y  se alistó en la juventudes comunistas que luego abandonó por las socialistas, hasta que en 1936 ambas asociaciones se unificaron en la Asociación Socialista Unificada. Licenciado en ciencias Físico-Matemáticas, desempeñó un gran papel durante la guerra civil como jefe de compañía, batallón, brigada, división , y finalmente como responsable del XV Cuerpo de Ejército de la República. Con 24 años , durante la batalla del Ebro, dirigió un gigantesco ejército de 70.000 hombres.

Finalizada la guerra civil,   se exilió en la URSS, pasando la II Guerra Mundial en Taskent, capital de Uzbekistán. En la URSS fue  profesor de la prestigiosa Academia Militar Frunze de Moscú. En 1955, tras su ruptura definitiva con el comunismo se instaló en México, donde murió en 1971. Escribió sus memorias en una autobiografía, Testimonio de dos guerras , libro de obligada lectura por ser un testimonio directo de un gran militar comunista , de la guerra civil española.

http://www.hislibris.com/testimonio-de-dos-guerras-manuel-taguena-lacorte/

Tagüeña junto con Vicente Rojo, fueron posiblemente los militares republicanos más brillantes, pero Tagüeña responsabilizó a Rojo del desastre final de la ofensiva del Ebro, y es muy posible que Manuel  tuviera la razón. Así lo expuso en sus memorias:

"Gandesa no llegó a tomarse por las fuerzas republicanas por importantes fallos tácticos del mando republicano. "

"1º Líster, en lugar de apoyar la ofensiva de los de Tagüeña para tomar aquel importante nudo de comunicaciones, se perdieron por la sierra de Pandols. "

"2º Rojo anula personalmente  la orden de Tagüeña para que su 16ª División cruce el río  la misma noche del inicio de la ofensiva, para que  entrara en combate entre la 3ª y la 35ª y pudieran envolver  Gandesa por el noroeste. Vicente  Rojo, como tantas veces actuó con demasiada cabeza y no quiso emplear todas sus reservas, impidiendo  que el ataque por sorpresa no logre la totalidad de los objetivos deseados. Al día siguiente Rojo permitirá ya el paso, pero es demasiado tarde, las tropas de Franco han abierto las presas de Tremp y Camarasa y el paso por el río desbordado resulta inviable, ya que se han destrozado los medios de paso. Habrá que esperar a que baje la crecida para volver a intentarlo. Eso será ya el 28 de julio."

"Cuando la 16ª División llega al teatro de operaciones es demasiado tarde. Franco ha llevado sus reservas a Gandesa y la defensa es ardua. Ya nunca se logrará tomar la población y, por tanto, el camino a Zaragoza queda vedado para las tropas republicanas. Serán las tropas nacionales quienes les obliguen tras tres meses de durísimos combates a repasar el Ebro iniciándose así el principio del fin de la guerra civil. La larga batalla de desgaste ideada por Vicente Rojo, acabó definitivamente con la fuerza del ejército popular de la República."



EJERCITO REPUBLICANO EN LA BATALLA DEL EBRO

El Ejército Nacional del General Franco

 

JEFES EJERCITO NACIONAL BATALLA DEL EBRO

 

Organización del Ejército Nacional el 25 de julio de 1938

El Cuerpo de Ejército Marroquí, estaba bajo las órdenes del general Juan Yagüe. Este ejército, formaba parte del Ejército Nacional Norte, con cuartel general en Zaragoza , bajo el mando del general y ministro de Defensa Dávila Arrondo. El Cuerpo de Ejército Marroquí, dispone de 4 divisiones; la 13ª div. del general barrón; la 40ª div. del coronel González Badía; la 50ª div. del coronel Campos Guereta y la 105 ª div. del coronel Natalio López Bravo. Excepto la 50ª, que eran soldados de reemplazo, el resto de las divisiones estaban compuestas por soldados muy veteranos y aguerridos, legionarios, regulares y voluntarios de las milicias falangistas y carlistas.

Organización del Ejército Nacional en septiembre de 1938

En septiembre se reorganiza el ejército nacional con el refuerzo del CE del Maestrazgo.

El CE del  Maestrazgo. En la segunda fase de la batalla, se incorporó al frente  el Cuerpo de Ejército del Maestrazgo al mando del general Rafael García Valiño.  Estaba compuesto por tres divisiones, La 1ª División de Navarra de Mohamed ben Mizzian, la 74ª ( la leona)  División de Arias Fernández y la 84ª División. La 13ª división pasa a ser la reserva del Ce del maestrazgo.

El CE Marroquí.  Queda constituido por las divisiones 4ª, 50ª, 82ª y 102ª

EJERCITO NACIONAL

 

 


 

Despliegue de los Ejércitos en la Batalla del Ebro

 

Despliegue del Ejército Popular de la República.

La 35ª Div. del  V Cuerpo de Ejército  de Manuel  Tagüeña  ocupó el margen izquierdo del rio desde Mequinenza hasta Ginestar, unos 65 km., dejando a sus  divisiones 3ª y 42ª  en reserva. En este tramo el rio tiene una anchura entre 100 y 150 m y una profundidad hasta 5 m.

En el resto de la orilla izquierda, desde Ginestar hasta el Mediterráneo, estaba desplegada en un primer escalón ,   la 45ª Div. Del V Cuerpo de Ejército de Lister y permanecían las divisiones 11ª y 46ª en la reserva.

 

Despliegue del Ejército Nacional de Franco

Los nacionales estaban desplegados a lo largo del margen derecho del Ebro. Parte integrante del Ejército del Norte, el Cuerpo de Ejército Marroquí, era el responsable de mantener la posición desde la confluencia del rio Segre con el Noguera Ribagorzana y la costa. Su responsable, el general Yagüe, dividió el inmenso territorio en tres sectores: sector del Segre, Sector de Gandesa y el sector del Bajo Ebro. En el Cuerpo de Ejército Marroquí, Franco había incluido cuatro divisiones, la 13ª, la 40ª, la 50ª y la 105 º Div.. Las 50ª y 105ª Div, se había incorporado recientemente al ejército de Yagüe. La 13ª Div.  estaba desplegada en la zona del Segre, El sector del Segre, a la 40ª le correspondía la franja norte del Ebro. Gandesa estaba protegida por la 50ª Div.  Y la 105ªDiv, estaba encargada del sector del Bajo Ebro. Tanto Gandesa como el bajo Ebro, fueron las zonas de paso del ejército popular.

Además, Yagüe, había organizado sus tropas en subsectores desde Mequinenza hasta Amposta. Por ejemplo, el sector de Gandesa, estaba dividido en cuatro subsectores: Mequinenza-Fayón , Fayón-Ascó, Ascó - Miravet, y Miravet – Cherta. El sector del bajo Ebro, lo dividió en el Subsector de Tortosa y el de Amposta.

DESPLIEGUE IICIAL BATALLA DEL EBRO


Plan de maniobra del general Vicente Rojo para la Batalla del Ebro

El  plan de Vicente Rojo implicaba a los dos Grupos e Ejércitos en lo que había dividido el Ejército de la República, el Grupo de Ejércitos de la Región Central (GERC) y el Grupo de Ejércitos de la Región Oriental ( GERO), aunque finalmente , sólo este último participaría en la ofensiva.
ESCUDO BRIGADAS INTERNACIONALES

El plan de Rojo, consistía en una acción principal y dos secundarias de distracción.

La acción principal , consistía en cruzar el rio y  establecer ,  en una primera fase, una cabeza de puente en la orilla occidental del rio Ebro. Los objetivos principales eran conquistar los pueblos de Fayón ,  Batea , Benifallet y la sierra de Padols. El factor sorpresa era crítico, por eso se fijó la madrugada  como el momento más idóneo para el inicio del ataque. Durante esta primera etapa, el objetivo era el traslado del mayor número de soldados a la otra orilla mediante embarcaciones ligeras, dejando el material pesado para después del  establecimiento de la cabeza de puente, una vez establecidos sólidos medios de paso del rio. Se eligieron cinco  posiciones de cabeza de puente, Fayón, Ribarroja, Ascó,  Ginestar y Benifallet. La conquista de Mora, se realizaría con las tropas procedentes  del desesmbarco en Ginestar o Ascó. El avance de las tropas se haría en dirección Fatarella, Venta de Camposines, Gandesa  y Pinell.

Durante la  segunda fase de la acción principal, se realizaría el avance hasta la línea Villalba de los Arcos-Gandesa-Sierra de Padolls; para continuar avanzado, en la tercera fase de la ofensiva, hasta la línea Maella-Valdetormo-Moroyo-Catí, donde se produciría el encuentro con el CERC.

Las acciones secundaría, simultáneas a la principal,  tenían como principal objetivo desviar fuerzas del enemigo; una se desarrolló al norte, en la que la 42ª Div. cruzaría el Ebro entre Fayón y Mequinenza; y otra al sur, donde la 45ª Div. Cruzaría el Ebro en Amposta. La primera maniobra secundaria, tenía como segundo objetivo  apoyar a las fuerzas que debían   establecer una cabeza de puente en Fayón; y la segunda maniobra trataría de formar una cabeza de puente en Montsianell, cortando la carretera que une Valencia y Barcelona.

Además de lo anterior, Rojo también planificó otra ofensiva previa, el Ejército del Este atacaría Sort unos días antes de la operación principal


Comienza la Batalla la Batalla del Ebro

Medios de Paso del Rio Ebro

PASO DEL RIO DE LOS REPUBLICANOS

PASO DEL RIO DE LOS REPUBLICANOS

medios de paso del rio ebro

PONTONES CONSTRUYENDO UNA PASARELA

EL EJRCITO DEL EBRO INICIA EL PASO DEL EBRO

1. El Ejército Popular de la República Inicia la Ofensiva

A las 00.15 horas del 25 de julio de 1938, el Ejército Popular de la República inicia la incursión.  La propuesta inicial se fijo en la noche del 23, pero problemas logísticos para la aproximación de medios a la orilla el rio obligaron a retrasar la hora y el día H.

Una excepción fue el inicio dado por Líster a sus unidades, la orden de partida la estableció a las 00:30 minutos. La 35ª división, por  retraso en su llegada, cruzó el rio cerca de 3 horas más tarde.

Por 12 puntos diferentes, cientos de soldados cruzaron el rio a bordo e barcazas , previamente reunidas y camufladas en las cercanías del río. La vanguardia de los nacionales, era muy inferior a las fuerzas puestas en marcha por los republicanos.

El frente tenía una longitud enorme y Yagüe era consciente de que no disponía de fuerzas suficientes para repeler el  envite cerca  en la misma orilla del rio. Estaba dispuesto a retroceder y neutralizar el posible ataque a una distancia prudencial. Necesitaría tiempo para la maniobra de sus reservas y llevarlas a los puntos requeridos por el ataque republicano.

 

 

1.1. Acción Secundaria al Norte

Frente a Mequinenza , cruzan tres batallones de la 226 brigada de la 42ª Div. .Consiguieron tomar una batería con todos sus recursos humanos y materiales; pero Fayón no terminó de car en manos republicanas.

 

 

1.2. Acciones Principales

El objetivo principal de la operación era la localidad de Gandesa, donde se tenía previsto desplegar una sólida cabeza de puente. La 35ª Div. del XV CE de Tagüeña, fue la elegida para llevar a cabo dicha misión. Sus movimientos se iniciaron cerca de las 3 de la madrugada.

Al sur, el XV Cuerpo de Ejército cruzó el rio por cuatro puntos. La 31ª Brigada por Ribarroja, ocupando el pueblo y tomando prisionera a la guarnición. Progresaron en dirección  a la Fatarella. La 33ª Brigada pasó por Flix, tomando el pueblo y la guarnición.  Entre Flix y Ascó, cruzó la 11ª brigada de la 35ª Div., tendiendo una pasarela para que pudiera pasar la 15ª Div. Ambas divisiones tomaron Ascó con apoyo artillero. Por último, la 13ª brigada de la 35ª Div. cruzó el Ebro al sur de Ascó, dirigiéndose rápidamente hacia Camposines,  que tomaron a las 8:45, capturando al jefe de la 1ª brigada de la 50ª Div. de los nacionales, cayendo este subsector en manos republicanas.

PASO POR MIRAVET

Corbera cayó por la tarde, continuando el avance durante todo el día hacia Gandesa. Al anochecer llegaron las tropas populares de la República a las inmediaciones de Gandesa. Pro el impulso adquirido por las tropas, fue anulado por decisión de Vicente Rojo; quién anuló las órdenes dadas por Tagüeña a la 16ª Div. del XII Cuerpo de Ejército de cruzar inmediatamente el rio, porque las circunstancias lo aconsejaban según Tagüeña.

El V Cuerpo de Ejército, cruzó el rio al sur del XV. Por Illetas cruzaron las brigadas 1ª, 9ª  y 100ª del la 11ª Div. Los objetivos era; la 1ª envolver Mora de Ebro, la 9ª y la 100ª , atacar Miravet.  La 10ª brigada de la 46ª Div., pasó por Benifallet, encargándose de construir un puente , por donde pasaron las brigadas 37ª y 101ª

Las unidades de la 46ª avanzaron por la sierra de Pandols  y las de la  11ª Div, ocuparon Pinell ascendieron pos la sierra de Caballs.

1.3. Acción Secundaria al Sur

La 14ª brigada internacional de la 45ª Div. cruzó el rio frente al sector de la 105ª Div. de los nacionales. Los nacionales terminaron rápidamente con el intento, lo que provocó la retirada de lo que quedaba de la 14ª brigada,  que huyeron al otro lado del rio, cruzándolo a nado.  ataque infanteria ejercito del ebro

Incomprensiblemente, la aviación republicana ni apareció sobre el campo de batalla. La aviación nacional, aparecía a las primeras horas del día 26 y comenzaron a bombardear los principales pasos  del enemigo sobre el Ebro. Estas acciones causaron muchas bajas y retrasaron mucho el paso de más fuerzas republicanas. También los nacionales, abrieron las compuertas de los embalses que controlaban y terminaron con las pasarelas y puentes tendidos al comienzo de la ofensiva.

Al anochecer, el Ejército del Ebro, había alcanzado los objetivos previstos en la “primera fase”, pero la situación se estabilizaría ahí y ya no se progresaría más. Las acciones secundarias fracasaron, sobre todo la del sur, mientras que la del Mequinenza no logó sus objetivos y no lograron conectar con el sector principal al no lograr la toma de Fayón.

Hasta la madrugada del 28 de julio no tendieron la pasarela flotante que permitió el paso de las brigadas 227ª y 59ª, en el sector de Mequinenza-Fayón. La noche del 29, terminaron el puente de hierro de Flix, pero horas más tarde quedaría inutilizado por los bombardeos de la aviación de Franco.

MAXIMA PROFUNDIDAZ DEL EJERCITO REPUBLICANO EN LA BATALLA DEL EBRO

ATAQUE A GANDESA

OFICIALES REPUBLICANOS PLANIFICANDO ATAQUE A GANDESA

2. El Ejército Nacional de Franco Contiene  la Ofensiva Republicana

El ejército de Franco reacción rápidamente, desplegando las reservas del Cuerpo de Ejército Marroquí la noche del 25 y ESCUDO CE MARROQUImañana del 26. El objetivo era impedir que los republicanos tomaran Gandesa y con este objetivo, la 16ª Bandera de Legión, alcanzó Gandesa en mismo día 25.

Una vez utilizadas todas las reservas disponibles en la contención de la ofensiva republicana, el Cuartel general del Generalísimo, ordenó el deslazamiento de más unidades, desde el Levante al campo de operaciones de la Batalla del Ebro. Estas unidades estaban luchando en la ofensiva de Levante, lo que estaba escrito en el guión inicial de Vicente Rojo.  Parecía que los hechos comenzaban a seguir el plan ideado por el Jefe de Estado Mayor del Ejército de la República.

Durante los siguientes días, los  nacionales fueron  acumulando  más recursos y los republicanos tuvieron que contentarse con lo logrado el primer día de la ofensiva. El 3 de agosto, el Ejército del Ebro pasó a la defensiva

 

 

 

 

2.1. Primera Contraofensiva de los Nacionales

Va a entablarse la mayor batalla de la guerra. Los republicanos tienen a su favor la posesión de todas las alturas que dominan el escenario de la batalla, que los nacionales se han dejado arrebatar en un solo día. Lo que los republicanos conquistaron en 4 días, los nacionales tardaron 4 meses en recuperarlo. Franco decidió que  Ejército del Ebro embolsado al oeste del rio retrocediera siguiendo el recorrido de vuelta al otro lado del Ebro y  que continuara su  retirada hasta Cataluña.

La primera acción estuvo asignada a la 82ª div., y tenía como objetivo batir en la cabeza de puente Mequinenza-Fayón a la 42ª Div, que se encontraba aislada de la acción principal tras fracasar y no alcanzar sus objetivos. Esta acción comenzó el 6 de agosto y terminó al día siguiente con gran éxito para los nacionales. Pero el contraataque iba a ser mucho más difícil de lo que se podía adivinar tras esta fácil operación.

La ofensiva sobre la acción principal, requería controlar previamente las alturas de la sierra de Pandols.

El 10 de agosto, tras una fuerte preparación artillera y un incesante bombardeo aéreo, Franco decidió el asalto. Los nacionales no lograron tomar las cotas previstas, el combate duró hasta el agotamiento de las tropas y siguió con mucha menos fuerza días después. La ofensiva sobre la sierra de Pandols quedó neutralizada por los republicanos. El control de las cresta de la sierra de Pandols quedaban de momento distribuidas entre los dos bandos.

andre mary y luigi longo

2.2. Segunda Contraofensiva  de los Nacionales.

Una vez visto la dificultad y que el Ejército del Ebro estaba bien fijado al suelo, sin intención de retroceder; Franco  decidió  que el Cuerpo de Ejército Marroquí, atacara sobre el sector de Villalba con todos sus efectivos. Se iba a preparar la acción con la utilización de  intensos medios artilleros, blindados y aéreos.

19 de agosto. Tras una fuerte preparación artillera, las divisiones de Yagüe se  lanzaron al  asalto, rompieron el frente,  logrando ocupar el vértice Gaeta el día 22. Las fuerzas nacionales continuaron en su avance, pero poco a poco se fueron agotando lo mismo que las fuerzas republicanas.

Ataques y contraataque se sucedía día tras día, se estaba desarrollando una terrible guerra de desgaste para ambos bandos. Los avances de las tropas de Franco por el norte habían quedado detenidos. Para los nacionales, les queda el Centro para seguir avanzado con dos Cuerpos de Ejército el del Norte y el del Maestrazgo.

El Ejército del Norte dispuso una ofensiva de envolvimiento sobre Gandesa y el cruce de Camposines. La ofensiva comenzó el 3 de septiembre y el 4 ya habían ocupado Corbera. Un día más tarde fracasaron al intentar la toma de Caballs.  Esta  ofensiva también había fracasado al no poder tomar las sierras de Caballs y de Fatarella.

Franco instaló su puesto de mando en el Coll del Moro, una elevación al oeste de Gandesa. Desde este punto, Franco pudoFRANCO EN SU PUESTO DE MANDO DURANTE LA OFENSIVA NACIONAL EN LA BATALLA DEL EBRO ver, junto a Dávila y Yagüe, como sus tropas perdían fuerza y no lograban hacer retroceder al enemigo. El ejército del Ebro mantenía sus posiciones y estaba clavado al suelo. La imposición de una disciplina durísima por sus mandos comunistas, Modesto, Tagüeña y  Líster, estaba dando sus frutos en posiciones defensivas muy bien cubiertas.

A pesar de los resultados, Franco siguió con su plan de conquista palmo a palmo el terreno ocupado por el enemigo, costara lo que costara. El desgaste fue brutal y las consecuencias terminarían con los últimos recursos militares de la República.

Los objetivos de Franco seguían siendo los mismos, la toma de  Camposines y  la sierra de Caballs. Los republicanos iban rotando las fuerza , pasando a la retaguardia las más castigadas e incorporando las de refresco. Las fuerzas nacionales también estaban siendo rotadas y el 14 de octubre, divisiones de refresco lograron llegar a la zona de la venta de Camposines sin poder tomarla.

 

2.3. Contraofensiva Definitiva del Ejército de los Nacionales.

La responsabilidad directa de la ofensiva final sobre la sierra de Caballs la tuvo García Valiño con el CE del Maestrazgo. Contó con la 4ª Div ( CE Marroquí) de Alonso Vega, 82ª Div. (CE Marroquí) de Delgado Serrano, 1ª de Navarra de Mohamed ben Mizzian, la 74ª Div. de Arias Fernández, con la 84ª y 13ª de Reservas
VALIÑO Y YAGÜE

El 30 de octubre, tras una contundente preparación del terreno, el CE del Maestrazgo de García Valiño, atacó el sector defendido por el V CE de Líster. Las tropas de la 1ª Div. de Navarra tras un  rápido y decidió, suicida dirían algunos, consiguieron superar a sus enemigos y conquistar las cotas principales de Caballs.  El punto de ataque a la sierra, era un paso de un kilómetro y medio  de anchura al norte de la sierra.

Por la mañana del 30 de octubre, la lluvia de proyectiles, obuses y bombas que cayeron durante tres horas, obligaba a los hombres de la 130ª brigada de la 43ª Div. a permanecer a cubierto sin poder hacer frente a lo que se les venía encima , era la 1ª División de Navarra al  mando del coronel Mohamed ben Mizzian, con el  V tabor de Alhucemas, I tabor de Tetuán y la V bandera de la Legión, apoyados por el fuego de los Tabores I y II de la Mehal-la de Tetuán. Al finalizar el día , la 1ª de Navarra,  dominaba  gran parte de la sierra de Caballs.

Los nacionales dieron parte de 1.000 prisioneros, 500 muertos y 14 aviones derribados. La pérdida había sido muy dura para los intereses de la República, pero lo peor iba a llegar días más tarde.

Durante la primera semana de noviembre, las divisiones nacionales diezmaron la resistencia republicana haciendo retroceder a sus tropas.

Durante la noche del 1 al 2 de noviembre, el coronel Galera, oficial que al estallar la guerra era comandante de Regulares, asaltó las alturas de Pándols, la única cota de terreno que quedaba en manos de la República.

BANDERA DE LA DIVISION 1 DE NAVARRA


BANDERIN BATALLONES BRIGADAS INTERNACIONALES

 

 

El día 2 de noviembre, todas las alturas de la sierra de Caballs quedaban libres de fuerzas republicanas. Mucha sangre había costado al ejército nacional  conquistar Caballs. La resistencia y el valor demostrado por ambas parte era incuestionable; a pesar de la derrota, el ejército republicano mantenía el espíritu luchador  que les valió el reconocimiento de su enemigo.

El 3 de noviembre, los nacionales avanzando a través del Pinell, llegaron al Ebro. El flanco derecho del ejército de Franco terminaban de alcanzar sus objetivos. Mientras que el V CE de Líster había sido completamente derrotado y dividido sus restos; el XV CE de Tagüeña resistía y protegía a la división de Líster en su huída al atravesar del Ebro.

El día 7 caía Mora la Nueva, situada en el margen izquierdo del Ebro. Un ataque masivo sobre el monte Picosa hizo que caer este sector completo  y los republicanos veían claro que la batalla estaba ya perdida.

El 10 de noviembre quedaban sólo seis baterías republicanas al oeste del rio Ebro. Fueron abandonadas debido a la atropellada huída del Ejército del Ebro

El 11 de noviembre, los nacionales toman el cruce de Camposines

El día 14 cae en manos de las fuerzas del general Yagüe el pueblo de la Fatarella, situado en la loma de un monte. Durante la noche del 15 al 16, los últimos contingentes republicanos repasan el rio Ebro por los puentes de Flix y Ribarroja.

En la mañana del 17 todas las localidades al sur del Ebro están en manos de Franco.

El día 18, Yagüe entra en Ribarroja, última cabeza de  puente del ejército republicano.

Con un  enorme desgaste y con las tropas exhaustas, los nacionales habían conseguido sus objetivos. Era el principio del fin para la era de la 2ª República Española.

escudo ce del maestrazgo

La Posición Targa ( Cota 481) de la Batalla del Ebro

El 19 de agosto tuvo lugar una ofensiva de los nacionales desde Villalba de los Arcos a Corbera y el Puig Gaeta. El sector  donde tuvo lugar la lucha más dura y dramática fue en el punto conocido como Cuatro Caminos, situado a unos dos kilómetros de Villalba de los Arcos, un cruce de las carreteras que  une la Fatarella, la Pobla de Masaluca, Batea y Gandesa.

 

PLANO BATALLA POSICION TARGA

 

Muy próximos a este cruce de carreteras destacan dos pequeños mogotes o montículos sin importancia aparente, pero estratégicos para el control del cruce: la cota 427, en manos de los nacionales,  más  conocida como Cuatro Caminos y la cota 481, la denominada posición Targa que estaba controlada por lo republicanos; la distancia entre posiciones, es muy pequeña, unos 450 metros.

POSICION TARGA

 

La posición Targa había sido fuertemente fortificada. Las trincheras y los nidos de ametralladoras eran la base defensiva de la posición. Disponía de dos líneas de trincheras, de profundidad variable en función del terreno; variaban entre 70 centímetros y 1,5 metros; mientras que la distancia entre las dos líneas de trinchera eran alrededor de unos 500 metros. Los recursos de los republicanos lo constituían unidades de  la 31 brigada mixta de la 3ª División: 3 compañías de fusileros, 2 secciones de ametralladoras y una sección de morteros.

La cota 481, punto Targa,  se convirtió en el escenario de cruentos combates. Esta cota  estaba cubierta de bosque y su fuerte fortificación era un riesgo para las posiciones de los nacionales. La posición era muy valiosa, desde  aquí se controlaba las comunicaciones por carretera del sector y además por su posición avanzada  podría en cualquier momento originar un ataque en masa rompiendo el frente.    

Fue en este lugar, cuando el Tercio de Requetés de Nuestra Señora de Montserrat, atacando desde la cota 427 a la cota 481, posición Targa perdieron más vidas. El ataque era directo, a la cima de la cota, frontal a la posición donde estaban  los republicanos de la 31 brigada mixta de la 3ª División. defendiendo Targa clavados en el suelo y decididos a no ceder nada de terreno. Pero, dos batallones de Franco que deberían haber hecho la cobertura de apoyo a los requetés, abandonaron la operación y el Tercio   quedó inmovilizado, entre las cepas de una viña, por la fuerte granizada de bombas , metralla y balas de los republicanos.

 

El Tercio de Nuestra Señora de Montserrat en la Batalla Del Ebro

El día 25 de Julio, cuando los voluntarios del  Tercio de Nuestra Señora de Montserrat se encontraban acampados a orilla del Guadiana después del cierre de la gran bolsa de la Serena en  Extremadura (Villar de Rena) una vez repuestos de casi su entera aniquilación en la localidad de Codo en la Batalla de Belchite (24,25/8/1937) recibieron la orden de trasladarse al frente del Ebro.

¡A Catalunya! ¡Marxem a Catalunya! ¡Ara es de debo!

El Tercio estaba formado  totalmente por  voluntarios catalanes. En ese Tercio Requeté se hablaba habitualmente el idioma Catalán y se conservaron sus tradiciones como bailar sardanas y levantar "Castells".  Los Voluntarios Catalanes eran muchachos, en su mayoría muy jóvenes, proveniente del campesinado y clases humildes junto con profesionales, intelectuales, estudiantes e hijos de industriales y burgueses. Llegaron al frente desde Extremadura 850 Requetés, 22 Oficiales y 33 Sargentos, para defender  Villalba de los Arcos  (Tarragona) encuadrados en la 74 División.

 

CATALANES DEL TERCIO BAILANDO UNA SARDANA

 

El Tercio entra en combate

El Cuartel General de la División 74, ordenó al Tercio de Montserrat   la misión de asaltar frontalmente los parapetos de laBANDERA TERCIO MONTSERRAT posición Targa, en el vértice Gaeta, la cota 481, frente a Cuatro Caminos, para lo que debían de  superar dos hileras de alambradas, las propias y las tendidas por el enemigo, y cruzar un centenar de metros de viñedos, que les dejan casi al descubierto.

A la una de la madrugada, el Tercio recibió la orden de ataque, salieron de sus trincheras para dirigirse a la cota 481 Punta Targa, cota defendida por las tropas del Ejército Popular de la 3ª División. Los requetés se habían  lanzado decididos  sobre las trincheras enemigas pensando que iban a ser apoyados por dos batallones.

La órdenes del Cuartel general establecía que los requetés durante el ataque frontal, serían apoyados por  el Batallón B. de Ceuta núm. 7 y el Batallón Bailén 131, pero ninguna de esta Unidades se movió de su sitio. Era tal la concentración de fuego sobre el terreno,  que estas dos unidades de cobertura optaron por permanecer  parapetadas en sus trincheras, dejando solos al Tercio que ya había empezado el ataque. Se quedaron  solos ante su enemigo sin cobertura siendo repelidos por las tropas republicanas. La mala coordinación y la falta de medios condenaron a los requetés al mayor sacrificio humano, sufrido por una unidad de combate en el frente, fue una auténtica masacre. No disponía ni de alicates para cortar las alambradas y los tanque ni aparecieron. .Fue un desastre total para el tercio

Los que llegaron  a las alambradas, intentaron arrancarlas sin cobertura de fuego. Se lanzaron bombas de mano y las ametralladoras nacionales permanecía en silencio. Los requetés cae ante la intensidad del fuego enemigo, se cubre el terreno de cuerpos de muertos y heridos, ya no  pueden dar un paso más. Los soldados catalanes quedaron inmovilizados , sin poder avanzar ni retroceder, desde las doce del medio día hasta las nueve de la noche, tirados entre la viña, cada uno escondido detrás de una cepa, fingiendo que estaban muertos.

Al anochecer  los defensores republicanos, conscientes del gran daños ocasionados al Tercio, ofrecieron de viva voz a su enemigo, que no serian atacados durante la recogida de sus muertos y heridos, y así se hizo. Los requetés , recogieron a los  heridos y enterraron a los muertos.

Como consecuencia del combate, el tercio catalán,  perdió   el 75%   de los requetés atacantes: 170 heridos y 58 muertos, de ellos: 1 Alférez, 1 Sargento y 55 cabos y requetés. De los 40 hombres que formaban la sección de choque mandada por el joven alférez Miguel Regás Castells murieron 23 entre éstos su comandante y 14 quedaron heridos. Sólo tres resultaron ilesos. Prácticamente, el Tercio, quedó deshecho por segunda vez. Con los restos de todas las Compañías, se organizó una sola, que pasó  a ser la primera.

Al día siguiente,  la 74 Div  de Franco , ya con la participación de los batallones de Ceuta y Bailen, atacaron venciendo la resistencia y tomando la cota 481. Targa era definitivamente desalojada de tropas republicanas. Simultáneamente la 84 división de desplegaba  al sur de Cuatro Caminos y ocupaba Mas de Gaeta.

A lo largo de la guerra civil española, el Tercio de Montserrat tuvo la participación de 1395 requetés catalanes. Tuvo que ser repuesto dos veces porque casi desaparece completamente y fue la unidad de combate del ejército de Franco con mayor porcentaje de muertos, un total de 269 equivalente al  19 % de los 1395. Por ejemplo la famosa 1ª Bandera de Castilla, con un total de 1095 falangistas, murieron 188, el 17 %.

VIA CRUCIS POSICION TARGA


Después de la Batalla del Ebro

Era evidente que ninguna estratagema de Negrín  o de la Komintern podría haber inducido a Gran Bretaña y a Francia a entrar en la Guerra Civil Española. Los famosos 13 puntos de la declaración de Negrín, incluida la devolución de propiedades nacionales e internacionales,  no causaron ninguna impresión en las potencias democráticas occidentales.

Después de la desastrosa batalla del Ebro, vino el hundimiento de Cataluña en febrero de 1939 pero  Moscú insistía y ordenó al buró político español que continuase la política de resistencia. 

“ el éxito de los invasores fascistas en Cataluña , abrirá los ojos a los que hasta ahora no han querido darse cuenta de la realidad y aumenta el apoyo directo al pueblo español. Pero lo que no se ha obtenido en otros momentos, con vuestra resistencia cambiará la situación y permitirá que maduren hechos nuevos , en España e internacionalmente, que nos abrirá la perspectiva de la victoria” . 23 de febrero de 1939, el Buró Político

Pero la realidad era muy diferente y la desmoralización y desesperación ya eran evidentes en los dirigentes comunistas que dirigía la república y el ejército. He aquí una declaraciones de Enrique Castro, hombre de Moscú en el PC Español.

.. Inútil que Negrín y el partido Comunista quieran hacer creer a las gentes de la España republicana que el Ebro había sido el escenario de una gran victoria militar que había salvado a Valencia.  La gente no lo creía. No hablaba porque todavía era peligroso hablar en voz alta … La gente no pensaba ya e la guerra, pensaba en los vencedores de la guerra, pensaba en ls postguerra. Y el miedo empezaba a penetrar en el cuerpo y alma de millones de gentes cuyo rostro reflejaban una gran tristeza y un gran esfuerzo€ para no llorar: porque no sólo era la muerte de una ilusión, era también el comienzo de un calvario terrible”

Independientemente del desenlace final de la guerra civil,  la cauda de la libertad estaba ya perdida después de la batalla del Ebro. Decía Luis Araquistaín, en una carta a su hija:

“ tanto si nos vencían como si triunfábamos, los socialistas independientes tendríamos que emigrar, porque en el primer caso nos asesinaría Franco y en el segundo los comunistas”

Julián  Besteiro , socialista moderado no sujeto a los comunistas y que fue presidente del congreso, decía en la Ejecutiva socialista el 15 de noviembre de 1938: “Si la guerra se ganara, España sería comunista .. y si fuéramos derrotados, entonces el porvenir sería terrible ..”

Sin duda el miedo de Besteiro y de los socialistas moderados, estaba fundado en el hecho de que el predominio comunista en el Ejército determinaría el futuro de España.

Vicente Rojo, partidario de Negrín y del PCE,  Jefe del Estado Mayor Central y diseñador de toda la operación de la ofensiva republicana en el Ebro, describe así la situación en la toma de Barcelona:

“ Barcelona 48 horas antes de la entrada del enemigo era una ciudad muerta.. se perdió lisa y llanamente porque no hubo voluntad de resistencia, ni en la población civil , ni en algunas tropas contaminadas por el ambiente …. Tremendo contraste entre Barcelona enero 1939 y Madrid en noviembre de 1936.. ”


Click para Comentarios

Muchas Gracias!

Paco Domingo

Otras páginas del mismo autor :

Pronunciamientos Militares y Magnicidios en la España del Siglo XIX

Tauromaquia: el Arte Taurino en el Mundo de los Toros

Micomania: el Mundo de las Setas a tu Disposición

La Hemeroteca de la Corrupción


Uniformes Militares de la Batalla del Ebro

uniformes militares ejercito del ebro

uniformes de las brigadas internacionales

uniformes del ejrcito del ebro

estados mayores


Películas y Libros Recomendados de la Batalla del Ebro

Comprando estos libros y películas a través de estos enlaces, contribuyes al mantenimiento económico de esta web.

Muchas Gracias !

Películas

       

                   

                   

                       

   

 

Libros

libro batalla del ebro     libro del ebro a gandesa     libro la batalla del ebro     libro batalla del ebro maniobra de una division    libro labatalla del ebro la batalla decisiva de los cien dias

ebro 1938 la batalla de la tierra alta                

 


Libros Antiguos Descatalogados

Autor: Mezquida y Gené, Luis Mª./ Título : La Batalla del Ebro y la Batalla del Segre. 4 Volúmenes.

Autor: Título : La guerra civil española mes a mes 36 Tomos Obra Completa.

Autor: Rafael Garcia-Valiño y Marcen. Título : Guerra de liberacion española (1938-1939) "campañas de Aragon y maestrazgo, Batalla de Teruel, Batalla del Ebro"

Autor: Castillo, Francisco Cabrera. Título : Del Ebro a Gandesa: La Batalla del Ebro Julio-Noviembre 1938"

Autor:Mezquida y Gené, Luis María. Título : La batalla del Ebro Asedio y defensa de Gandesa Asedio y defensa de Villalba de los Arcos Asedio de Tortosa y combates de Amposta 3 Vol

Autor: José Manuel Martínez Bande . Título : La batalla del Ebro.

Autor: López de la Torre, Salvador. Título : La batalla del Ebro. Marcha -homenaje del Frente de Juventudes en el XV aniversario

Autor:Mezquida y Gené, Luís Mª. Título : La batalla del Ebro. Asedio de Tortosa y combates de amposta. Del río Guadalope al Gayà, con las ocupaciones de Falset, Montblanc, Valls, Reus y Tarragona. (1938-39)

Autor: Salas Colom, Antonio. Título : Desde mi orilla. La Batalla del Ebro, lo que yo vi.

Autor: Tagüeña Lacorte, Manuel. Título : Testimonio de dos guerras.

Autor: Benitez de Castro. Título : Se ha ocupado el kilómetro seis: contestación a remarque.

Autor: Fernando Estrada Vidal . Título : Los que estuvimos en la batalla del Ebro.

Autor: LLarch, Juan . Título : La batalla del Ebro. (Morir en el Ebro).

Libros antiguos y de colección en IberLibro

Enlaces Bibliográficos de la Batalla del Ebro

eBook's

La batalla del Ebro. J.M. Reverte

Ebro 1938 La batalla de la Tierra Alta. Ruben G. Cebollero

Manuel Tagüeña. Una biografía en fotogramas


Videos Relacionados con la Batallada de Ebro



   
Copyright © www.grandesbatallas.es