LA GUERRA DE SUCESIÓN TERMINA CON LA DIADA DE CATALUÑA




Batallas de la web


Inicio
Alhucemas
Bailén
Baler (El sitio de)
Caney (El)
Cartagena de Indias
The Battle of   Cartagena de Indias
Covadonga
Diada de Cataluña
Empel (Milagro de)
Granada
Guadalete
Isla Tercera, Azores
Krasny Bor
Las Navas de Tolosa
Lepanto
Levantamiento Cantonal
Mühlberg
Numancia
Otumba
Pavia
Pensacola
Reconquista: cronologia de batallas y hechos relevantes "Nueva"
Saigón
San Quintín
Simancas
Tenerife 1797: la gran derrota de Nelson
Viena (el sitio)

     Guerra Civil
         Española


Revolución de Asturias (I) El PSOE Rompe con la República "Nueva"
Causas de la Guerra Civil
Prólogo Guerra Civil
Inicio Guerra Civil
18 de julio de 1936
Recursos iniciales de cada bando
Se inician los combates
5 de Agosto: Convoy de la Victoria
Alcázar de Toledo
Brunete
Ebro
Jarama
Santa María de la Cabeza
Teruel
Final de la Guerra Civil
Por qué la República
perdió la guerra
"Nueva"

   Grandes Héroes

       Olvidados


Gran Capitán
Melchor Rodriguez,
el Ángel Rojo

     Otras Cosas


Almogávares
Laureada de San Fernando
Conciertos y Desfiles Militares
Cronología de las Batallas
El Mito del Federalismo
Herencia Española en USA
Historia de Catalunya para Separatistas
Páginas Amigas
El Imperio Español a través de los videos
"Nueva"




FONOTECA
Españoles Olvidados por D. José Antonio
Crespo-Francés


Rutas con Historia


Frente del Agua (GCE)

Magnicidios en la Historia de España


Asesinato de Prim

     Certificados

     de Calidad



Sitio web galardonado con el certificado de calidad plata por sus contenidos de Historia Militar
REHA
REHA GALARDON
Top Militar Mundo en Guerra
Top de Historia



Visitarla

    Nueva Sección

         Dedicada a

   Informar sobre la

    Leyenda Negra







Buscador interno de www.grandesbatallas.es

La Guerra Europea de Sucesión a la Corona de España finaliza con la Diada de Cataluña el 11 de Septiembre 1714.

BATALLA DE BARCELONA

En esta fecha los catalanes conmemoran una derrota: la toma de Barcelona al asalto por tropas borbónicas al mando del  mariscal inglés Duque de Berwick. Es la batalla  final de la guerra europea por la  sucesión por la  Corona española . DINASTIAS HABSBURGO Y BORBON

Después de que Carlos II, el último rey español de la casa de Austria, muriera en Madrid el 1 de noviembre de 1700,  las naciones europeas iniciaron lo que se conoce como Guerra de Sucesión con objeto de lograr el control de la Corona de España.  

En su testamento, Carlos II entregaba los derechos de la Corona española a Felipe V, un borbón nieto de Luis XIV rey de Francia. Muchos estados  europeos se aliaron en contra de la dinastía  borbónica: Austria, Inglaterra, Holanda, Saboya, Portugal y Prusia.

La Guerra de Sucesión fue una gran guerra internacional que terminó en territorio español. Fue una guerra entre partidarios borbónicos contra aliados austracistas.

Felipe V no fue un rey impuesto por Castilla ni la Guerra de Sucesión fue una guerra entre Castilla y la periferia. Realmente hubo una Cataluña borbónica, una Valencia borbónica y también una Castilla, Madrid y Toledo partidarias del duque Carlos de Habsburgo (austracista igual que Barcelona). Muchas comarcas catalanas de los pirineos y del interior se mantuvieron firmes y fieles a Felpe V. Es decir, que Madrid, Alcalá y Toledo lucharon en el mismo bando que Barcelona ....

En ambos ejércitos hubo españoles de todas las provincias. En el ejército “maulet” (maulet, ejército austracista y botifler, ejército borbónico) lucharon   gallegos, castellanos,  valencianos, aragoneses, andaluces, catalanes y también muchos  extranjeros.  Destacad por su honor y lealtad el “Tercio de Castellanos”, que el  11 de septiembre de 1714  se entregó con decisión a la causa de la defensa de Barcelona  hasta el final de la batalla. Partidarios de Felipe V hubo en Vascongadas y Navarra (que mantuvieron su derechos históricos), en Valencia,  Cataluña y Aragón.

Antes del asedio y bombardeo del 11 de septiembre de 1714, Barcelona ya había sufrido tres sitios y bombardeos feroces  por tropas austracistas. Barcelona fue una plaza borbónica hasta 1705 y en 1704 los aliados austracistas pusieron cerco a la ciudad bombardeándola previamente al asalto final.

FOTO DEL ARCHIDUQUE CARLOS Y FELIPE V

La historia oficial no  habla  de los 6.000 partidarios de Felipe V que tuvieron que abandonar Barcelona después de que ésta fuera tomada por la tropas aliadas. Tampoco se habla de las ejecuciones ordenadas por los austracistas entre 1707 y 1713 ni de los catalanes que integrando  los cuerpos de asalto borbónico del duque de Berwick tomaron la ciudad.

 

TOMA DE BARCELONA

Tampoco puede ser presentada la  resistencia de Barcelona  como una lucha nacionalista catalana contra el centralismo e imperialismo castellano; olvidando que la causa proclamada por Rafael de Casanova, a la cabeza de la burguesía catalana, no eran las del pueblo catalán sino la de una minoría que controlaban las instituciones de Barcelona y que en 1704 se afiliaron al bando aliado con intención de tener poder de decisión en una España gobernada por Carlos de Habsburgo.

La resistencia de Barcelona tampoco puede ser considerada heroica y popular. La verdad es que los políticos de la Generalidad, la nobleza, el clero, no mostraron ningún interés en seguir cercados por las tropas de Felipe V.  



¿.... y por qué la Generalidad catalana se pone en contra de Felipe V....?

La burguesía catalana había tenido anteriormente la oportunidad durante 12 años, 1640 a 1652, de comprobar que el centralismo francés era peor que la monarquía española.

 

PACTO   DE   CERET   ( 1640):

CATALUÑA SE PONE VOLUNTARIAMENTE BAJO LA SOBERANIA DE FRANCIA

La proclamación de la República Catalana se producía el 17 de enero de 1641. La Revuelta de los Segadores se había escapado al efímero control de la oligarquía catalana. La sublevación derivó en una revuelta de empobrecidos campesinos contra la nobleza y ricos burgueses catalanes de las ciudades que también fueron masacrados. La oligarquía catalana que inicialmente estuvo del lado del levantamiento popular se encontró en medio de una auténtica revolución social de los catalanes más pobres.

 

                Cataluña, triunfante,

                Volverá a ser rica y estar pletórica.

                Atrás con esta gente

                Tan satisfecha de sí misma y tan soberbia ¡

                Buen golpe de hoz ….

                Buena siega, defensores de la tierra!

                Ahora es tiempo, segadores,

                De estar alertados:

                Para cuando llegue otro junio

                Afilad bien las herramientas!

                Buena siega ….

 

Con objeto de distraer y calmar los ánimos de los exaltados campesinos, El 17 de enero de 1641 Pau Claris, al frente de la Generalidad de Cataluña, proclamó la República Catalana. Pero una semana después de proclamar la independencia de España, entró en Barcelona el ejército de Felipe IV para recuperar el control. El 23 de enero, el presidente de la Generalidad, Pau Claris, proclamó al Rey de Francia Conde de Barcelona entregando así el Principado de Cataluña a la soberanía francesa. Luis XIII sería sucedido en 1643 por Luis XIV.

Luis XIII lógicamente nombró un virrey francés y copó las instituciones catalanas con una administración pro-franceses. Ahora los catalanes soportaban el coste creciente del ejército francés en su territorio. Fueron 12 años largos de una “república” catalana francesa

Los emprendedores catalanes empezaron a conocer la competencia. Los comerciantes franceses, favorecidos por el gobierno francés, convirtieron a Cataluña en un nuevo mercado para los productos de Francia. Los catalanes habían descubierto cómo tras una estela de virreyes franceses llegaban cantidades inmensas de telas fabricadas por sus compatriotas del otro lado de los Pirineos.

Fueron años terribles, la amistad con Francia no trajo ningún beneficio ni para el pueblo ni para burguesía catalana. Aumentaron las cargas impuestas por el gobierno francés para alimentar ahora a las tropas de ocupación, con el agravante de la guerra y la invasión de mercadería francesa que competía con sus productos en su propio territorio.

 

LOS  MITOS : LA  UNIDAD  Y CARLOS  II  EL  MEJOR  REY  DE  ESPAÑA

El Mito habla de una unidad catalana, pero lo cierto es que durante los años de la separación y la alianza con la Francia de Luis XIII no hubo una Cataluña, sino muchas Cataluñas, divididas socialmente y en guerra unas contra otras. En 1643 la guerra civil catalana era ya una realidad, muchos catalanes no compartían aquella demagogia que hacía culpable de todo a la Corona española y colaboraron con el ejército de Felipe IV hasta el final de la contienda, hasta la capitulación de Barcelona en 1652 y la entrada de don Juan José de Austria.

Tras el desencanto, en 1652 la burguesía catalana había decidido volver de buena gana al redil de los Austrias españoles. Luego y para justificar la actitud sumisa ante Carlos II, la burguesía catalana se inventaron un rey sensible a las libertades sagradas de Cataluña.

Este es el mito de Carlos II, “el mejor que ha tenido España”. Un gran rey , pero triste, repleto de enfermedades y preso de un imperio que se desvanecía. La sensibilidad foral de Carlos II no fue mayor que la de los anteriores monarcas austracistas españoles. En realidad lo que realmente había detrás de estas afirmaciones era una burguesía catalana que ahora ya podía reflotar sus negocios sacando jugo a un rey débil y que se consideraba con derecho y autoridad para establecer el marco, foco y dirección de las políticas económicas de la Corona Española.

 

MÁS  CLARO  EL  AGUA  ¿NO?

Pero desgraciadamente algunos años más tarde , este es el drama , falleció sin herederos Carlos II y vino Felipe V ( otro Borbón, cargado de tendencias afrancesadas y con un poderosísimo ejército ) y los bueyes volvieron a arar los campos catalanes y los barcos ingles a bombardear Barcelona.

 

AÑOS MÁS TARDE ....

Durante 1701 a 1702 los catalanes inicialmente no fueron antiborbónicos; más bien todo lo contrario. La literatura de los primeros años de reinado de Felipe V, con la llegada de las Cortes a Barcelona, está llena de elogios a Felipe V, rey de España.

Pero en 1704 con el inicio de la Guerra Europea de Sucesión al trono de España, el pragmatismo de la burguesía catalana cambió la orientación de sus preferencias "políticas". Recordaron la desgraciada experiencia del nombrado pacto de Ceret y creyeron que sus intereses económicos estarían más asegurados bajo el poder austracistas. La burguesía catalana pretendía impedir la entrada de productos franceses ( borbónicos) y asegurarse las exportaciones de lanas a Francia desde el puerto franco de Barcelona.


Para Compartir en Facebook

Antecedentes Históricos de la Diada : la Guerra de Sucesión

 

EL  TESTAMENTO  DE   CARLOS  II  

Al no tener descendientes, Carlos II bajo la presión y estando ya moribundo, testa el Trono de España a favor de un nieto de Luis XIV, Felipe de Anjou, es decir, Felipe V .

Carlos II había tenido un final inimaginable, fue sometido a todo tipo de remedios, incluso conjuros, para que la dinastía Austriaca continuara en España. Soportó presiones increíbles por parte de los embajadores europeos, sobre todo de parte del todo poderoso Rey de Francia Luis XIV.

Eran presuntos herederos al trono español el emperador Leopoldo I, el elector José Fernando de Baviera y Luis XIV de Francia.

Luis XIV era hijo de la hija mayor de Felipe III y esposo de la mayor de Felipe IV, pero ambas habían hecho expresa renuncia de la herencia de la Corona. El monarca francés declaró nula la renuncia de su esposa , alegando que la dote no había sido satisfecha, e hizo renuncia de sus derechos en su segundo nieto Felipe de Anjou, hijo del Gran Delfín Luis, que había muerto.

El emperador Leopoldo I era hijo de la hija menor de Felipe III y esposo de la menor de Felipe IV, que no había renunciado a sus derechos, e hizo renuncia de los suyos en su segundo hijo Carlos.

José Fernando de Baviera era nieto de la infanta Margarita Teresa, hija de Felipe IV, con la cual había casado en segundas nupcias el emperador Leopoldo

DINASTIAS BORBONES Y AUSTRIAS

Inmediatamente publicado el testamento de Carlos II no sería aceptado por el emperador Leopoldo I, fue considerado ilegal por las formas y porque iba en contra del Tratado de los Pirineos de 1659.

Las potencias europeas, sobre todo Francia, Austria e Inglaterra, pretendían disputarse a finales del siglo XVII los restos del Imperio de España. Pero para ello necesitaban controlar la sucesión de Carlos II, que su  imbecilidad e  impotencia le impedía asegurar la continuidad de la rama española de la dinastía austriaca.

El Rey Carlos II pertenecía a la Casa de Austria se inclinaba por un príncipe de la rama austriaca de su  misma dinastía: el archiduque Carlos, que sería después el emperador Carlos VI. Pero finalmente Carlos II y su corte  se convencieron que la mejor forma de asegurar la continuidad del imperio sería entregar la corona al todo poderoso Rey de Francia Luis XIV en la mano de su nieto el duque de Anjou, que reinaría como Felipe V de España y sería el fundador de la casa Borbón española. Abierto el testamento a la muerte de Carlos II, inicialmente fue respetado por las cancillerías europeas pero rápidamente fue rechazado  por el Imperio austriaco al que se unión la Corona británica y con esto se inicia la Guerra de Sucesión española. Esta guerra  será considerada como una guerra europea en el interior de España y una guerra civil española.

 

FELIPE  V  ENTRA  EN  ESPAÑA

A los diecisiete  años Felipe V, cuando salía de su adolescencia,  partió para España para asumir  la responsabilidad del trono español. En España, la dinastía Borbónica fue apoyada por gran parte por la nobleza castellana, la Compañía de Jesús, comarcas pertenecientes al antiguo reino de Aragón como Castellón, Alicante, el valle de Arán, el interior de las provincias de Barcelona y Valencia, Calatayud o Tarazona.

CARLOS II FELIPE Y LUIS XIV

 Entró en España por Irún el 23 de enero de 1701 y fue recibido con entusiasmo en las ciudades de Guipúzcoa y Castilla.

Llegó a Madrid el 18 de febrero de 1701 y mientras se acondicionaba el vejo Alcázar de los Austria se instaló en el palacio del Buen Retiro. El monarca procedió a la expulsión de la corte del virrey de Cataluña, el príncipe Jorge de Darmstadt, adicto a la sucesión austriaca con fuerte apoyos del Principado.

Felipe V ocupó el trono de España, cuya corte y política fueron inicialmente orientadas por la de Versalles. La Corte adquirió rápidamente un fuerte carácter hispano-francés. Las cancillerías europeas se alarmaron al conocer la influencia creciente de los asesores y consejeros franceses en la corte de la corona española: el consejero, marqués de Louville; confesor regio el jesuita Guillermo Daubenton; hacendista francés Juan Orry. Las potencias europeas Austria, Holanda e Inglaterra se mostraron decididas a la guerra por la unión efectiva de las dos Coronas borbónicas.

El 8 de mayo jura solemnemente Felipe V por Rey de España por las Cortes de Castilla en el convento de San Jerónimo, que era entonces la iglesia de palacio.

LAS  CORTES  CATALANAS  DE  FELIPE  V

Conocedor de la tendencia de los catalanes por mantener su lealtad a la Casa de Austria, decide celebrar cortes en Barcelona. Partió para Barcelona y en el camino juró los Fueros aragoneses en la basílica del Pilar de Zaragoza en medio del entusiasmo popular. En Lérida juró por primera vez los Fueros de Cataluña.  Fue  recibido con gran agasajo por la aristocracia catalana. En Barcelona se puso en contacto con las ya muy decadentes instituciones forales catalanas.  

El 12 de octubre, día en que se iniciaron las Cortes en Barcelona renovó su juramente a los Fueros catalanes. Según Ricardo de la Cierva “Barcelona recibía con aprecio a un Felipe V que se esforzó en ganarse el corazón de la ciudad”

En muchas partes del territorio español, incluidas parte de la Corona de Aragón y de algunos catalanes, vieron con preocupación y desconfianza la llegada al Trono de la Casa de Borbón recelando de sus propósitos. Aprobó en Barcelona concesiones muy importantes como puerto franco para la ciudad que rápidamente alcanzó la primacía en España al permitirse entonces el comercio catalán con las Indias. Concedió catorce títulos de nobleza y otras mercedes nobiliarias. Con el reconocimiento popular y después de encontrarse con su esposa María Gabriela en la ciudad de Figueras el 3 de noviembre instalaron su corte en Barcelona durante el invierno de 1701.

COMIENZA  LA  GUERRA  DE  SUCESION

MAPA DE LOS BANDOS EN LA GUERRA DE SUCESION

La Paz iba a ser breve ya que Leopoldo de Austria estaba  intrigando en las cancillerías protestantes de Holanda e Inglaterra contra la alianzas francoespañola que hacía peligra los intereses comerciales ingleses en América. Recordemos que Francia tenía en aquel momento ya grandes extensiones territoriales en Canadá y poseía La  Luisiana.

El gran enemigo holandés de España, Guillermo III de Orange, rey de Inglaterra, convocó en la Haya guillermo de orange iii(La Alianza de La Haya) el 7 de septiembre de 1701 la gran alianza europea contra Luis XIV; la firmaron Inglaterra, Holanda, Dinamarca y  el elector de Banderburgo. En la primavera de 1702 se inició la Guerra de Sucesión simultáneamente en dos frentes, Flandes e Italia.

Felipe V advirtió inmediatamente que el bando austracista de la guerra europea pretendía arrebatarle el trono de España y se puso del lado de su abuelo Luis XIV. La Alianza de la Haya decidió atacar simultáneamente a franceses y españoles.

En los primeros años e la guerra, los ejércitos franceses fueron derrotados en Alemania ( Hochstaedt y Blemheim), en Italia (Turín) y en los Paises bajos (Ramillies y Oudenarde) y tuvieron que replegarse en todos los frentes.

Un cuerpo de ejército inglés atacó junto a holandeses a plazas españolas de Flandes y un potente ejército austriaco al mando del príncipe Eugenio de Saboya, invadió el Milanesado español. Entonces Felipe V, que seguía todavía en Barcelona, parte para Italia y toma el mando de las tropas del ejército francoespañol; dejando la Regencia de España a su joven esposa María Gabriela.

Felipe V llegó a Nápoles por mar y tras sufrir varias heridas, consigue dos grandes victorias al frente de su ejército en la región del Po. Por otro lado, su esposa María Gabriela era recibida mediante una bienvenida apoteósica en Madrid. Mientras tanto las escuadras holandesas e inglesas atacan por sorpresa intereses sensibles de los imperios español y francés.

En julio de 1702 una escuadra anglo-holandesa al mando del almirante inglés Jorge Rooke, compuesta de 50 navíos y 14.000 hombres, desembarcó en Cádiz, donde se les unió el conspirador Jorge de Darmstad, anterior Virrey de Cataluña. “Se apoderaron del Puerto de Santa María y entregaron a la ciudad al saqueo más brutal. Los protestantes antepusieron a todo su odio contra la Iglesia católica, devastando los templos, profanando imágenes y objetos sagrados y entregando las monjas a la soldadesca”, según cuenta el Marqués de Lozoya. La guarnición de  Cádiz   resistió heroicamente obligando a los navíos enemigos abandonar el asedio.  Pero la victoria final de Felipe V y su esposa María Gabriela se iba a conseguir en  territorio español gracias al apoyo de la antigua Corona de Castilla.

En 1703 es proclamado en Viena el Archiduque Carlos de Austria como Rey Carlos III de España; esto supone un gran aliciente para los partidarios de la dinastía austriaca. El emperador Leopoldo y su hijo primogénito José firmaron los actos de cesión de sus derechos a la Corona de España a favor del serenísimo archiduque.

MAPA DE OPERACIONES GUERRA DE SUCESION EN TERRITORIO ESPAÑOL

El 6 de marzo de 1704, el Archiduque Carlos al frente de un ejército de 8.000 soldados ingleses y 4.000 holandeses se presentó en Lisboa con la intención de entrar en España. Después de reclutar a numerosos portugueses, entró en España por Fuentes de Oñoro, comprendiendo rápidamente que los españoles no apreciaban mucho a los portugueses ni a los protestantes ingleses y holandeses. El Duque de Berwick, al frente de las tropas hispano-francesas, entabló batalla y los rechazó.

27 de mayo de 1704, el inglés Rocke con 45 barcos ingleses y 16 holandeses fondeó por aguas de Barcelona. Iba en la expedición el antiguo Virrey, Darmstadt, que hizo llegar misivas a sus amigos y partidarios a favor del Archiduque. Unos 1.600 marineros desembarcaron en la zona del Besós. El 31, empezó el bombardeo austracista de Barcelona. El 1 de junio, como no se producía el levantamiento popular esperado, los marineros volvieron a sus naves y la flota puso rumbo a Gibraltar, donde desembarcaron con 2.400 soldados ingleses y holandeses, que ocuparon la plaza en nombre del archiduque Carlos y hasta el día de hoy. Las tropas del Archiduque las mandaba el traidor ex Virrey Jorge de Darmstadt

El 22 de agosto de 1705 volvió a Barcelona la flota anglo-holandesa al mando del inglés Peterborough, con 58 navíos, 30 fragatas y 21.000 soldados. Tomaron Barcelona con la ayuda de 1.500 migueletes de Vich. La toma de Barcelona fue dura y costó varios centenares de muertos a los aliados. La población seguía indiferente ante el Archiduque Carlos

El 14 de octubre de 1705 el pueblo de Barcelona, se alza a favor de la causa de Austria, adhiriéndose al Archiduque Carlos.

El 16 de diciembre de 1705 lo hace Valencia. El 27 de junio de 1706 entra Carlos en Madrid y el 29 de junio jura como Rey de España en Aragón.

La derrota de Malplaquet en 1709, agravó la situación de las tropas francesas, pero al año siguiente reaccionaron las tropas de Felipe V, que obligaron al archiduque a abandonar Madrid y ganaron las batallas de Brihuega y Villaviciosa, y en 1711 murió sin sucesión el emperador José I, recayendo la corona en su hermano Carlos.



TRATADO  DE  UTRECHT  DE   RASTADT

Inglaterra, fiel a su política de equilibrio, ya no apoyaría la causa del archiduque (ya emperador de Austria) pues su ascenso al trono de España hubiera supuesto el establecimiento el imperio de Carlos V. Los ingleses abandonan la causa de la dinastía austriaca y los borbones toman la iniciativa. El 29 de enero de 1712 se inicia el Congreso de Utrecht.

TRATADO DE UTRECHT

En Utrecht, 1713, se firmó la paz con Inglaterra, Holanda y Saboya y en el año siguiente en Rastadt con el Emperador. Como consecuencia del tratado de Rastadt, firmado el 6 de marzo de 1714 entre Francia y Austria, el gobierno Francia renuncia a los territorios españoles de Bélgica, Luxemburgo e Italia.

Gracias al tratado de Utrecht Inglaterra consiguió grandes privilegios, de Francia obtuvo Terranova, Acadia y los territorios de la bahía de Hudson y de España Gibraltar y Menorca. El emperador recibió de España los Países Bajos, Cerdeña, Nápoles y el Milanesado; mientras que Sicilia se cedió al duque de Saboya. Holanda recibió ventajas comerciales y Prusia, que había sido erigida en reino en 1701, quedó confirmada en calidad de tal. Felipe V quedaría reconocido rey de España y sus colonias ultramarinas, después de hacer solemne renuncia a sus derechos a la corona francesa.

MAPA TERRITORIOS TRATADO UTRECHT

Firmada la paz con Inglaterra y asegurada su sucesión al trono de España, Felipe V decidió recuperar cuanto antes  Cataluña. Se sentía traicionado y fracasada la política de compromiso con Cataluña que había adaptado al inicio de su reinado iba ahora en son de venganza. Los  autracistas catalanes, que la verdad no eran todos los catalanes, empezaron a sentir el abandono de sus supuestos amigos: Inglaterra y el emperador Carlos.

Una vez firmados los tratados de Utrech 1713 y de Rastadt marzo 1714 , comienza un periodo de extrema soledad de Cataluña. Los embajadores catalanes en Viena y Londres intentaron negociar una salida digna para Cataluña pero su traición al soberano borbónico desencadenaría los resultados finales del 11 de septiembre de 1714. Los aliados de Cataluña , no ofrecieron más que buenas palabras al "caso de los catalanes". Incluso Inglaterra ya había iniciado conversaciones secretas con Francia en 1711.

El único interés de Inglaterra era asegurarse su comercio a través del Atlántico y esto lo consiguió con el tratado de Utrech, gracias al derecho de asiento y permiso de navío.

La situación fue tan patética que los catalanes llegaron a buscar alianzar con los turcos.

El bombardeo de Barcelona comenzó en abril de 1714, un mes después de firmado el tratado de Utrech.

 

EL MITICO 11 DE SEPTIEMBRE DE 1714

Y llega el mítico Once de Septiembre de 1714. Pasada la media noche del 10 de septiembre, siete columnas compuestas por unos 20.000 soldados se preparan para el  asalto final a las murallas de Barcelona bajo  las órdenes del mariscal duque de Berwick, que manda las tropas borbónicas. Debido a la intensidad de las lluvias, las bombas defensivas de la ciudad no llegarán a estallar facilitando la entrada de los borbónicos.  

A las 4:30 de la madrugada del 11 de septiembre se desencadena el asalto final de las tropas borbónicas a la vez por todas las brechas.  Pasadas 2 horas de combate, y a solicitud del general Villarroel, se presentó en la muralla Rafael Casanova, alcalde de Barcelona,  enarbolando la bandera de Santa Eulalia. Por la tarde los generales Villarroel y  Sans Miguel aconsejan a los responsables políticos negociar para capitular y evitar la carnicería. Por la noche algunos consejeros de la Generalidad enarbolan bandera blanca señal de rendición final y entrega de la plaza.

En la mañana del 13 de septiembre dos diputados de la Generalidad se presentan al mariscal borbónico, quien no reconoce la institución.

El 15 de septiembre Berwick instituye por decreto la Real junta Superior de Justicia y Gobierno al frente pone a José Patiño. Patiño destituye el 16 de septiembre a diputados y consejeros y demás miembros de la Junta de Brazos. En la Casa de la Ciudad queda extinguido el Consejo de Ciento y después en el Palacio de la Diputación el general lee a los últimos representantes de la Cataluña Autónoma el decreto de disolución firmado por el duque de Berwick que tenía el título español de duque de Liria

ASALTO A BARCELNA DUQUE DE BERWICK

Mallorca resiste a los borbónicos hasta el 3 de junio de 1715 en que es tomada Palma.

Durante esta batalla destacaron gran número de patriotas que  murieron  luchando en bandos opuestos,  que lucharon por lograr una España más justa y más libre, por una España  no sometida al despotismo político. Entre los patriotas mencionaremos a  Rafael de Casanova y Coma (1660-1743), Consejero jefe de la Generalidad  ; Salvador Feliú de la Penya; los guerrilleros Antonio Desvalls, Pere Barceló (Carrasclet), Bach de Roda; el General Josep; Antonio de Villarroel, General jefe de Cataluña y comandante de la plaza de Barcelona. Éste último proclamó: "Combatimos por toda la nación española".


El Caso de la Muerte de Rafael de Casanova

 Rafael Casanova,  no tuvo un comportamiento heroico ni tampoco fue un mártir que muriera resistiendo a las tropas de Felipe V. El conseller en cap, cuya muerte heroica en defensa de Cataluña se ha exaltado tantas veces desde la mitología, realmente no murió entregando su vida a la defensa de las instituciones catalanas.

Avisado por Villarroel de las dificultades para resistir, se presentó en la homenaje del barcelona a casanovas muralla de la ciudad con el estandarte de santa Eulalia, venerada por los barceloneses, para dar ánimos a los defensores con aquel bando nítido y lleno de patriotismo español:

 “Señores, hijos y hermanos: hoy es el día en que se han de acordar del valor y gloriosas acciones que en todos tiempos ha ejecutado nuestra Nación. No diga la malicia o la envidia que no somos dignos de ser catalanes e hijos legítimos de nuestros mayores. Por nosotros y por la nación española peleamos. Hoy es el día de morir o vencer. Y no será la primera vez que con gloria inmortal fuera poblada de nuevo esta ciudad defendiendo su rey, la fe de su religión y sus privilegios”

Después de recibir un balazo en el muslo fue trasladado al colegio de la Merced donde fue atendido con pronóstico reservado. Tras caer Barcelona en manos de las tropas de Felipe V,  quemó los archivos, falsificó el certificado de su defunción  y delegó la rendición en otro consejero. Tan sólo dos días más tarde de ser herido, logró escapar disfrazado de fraile del cerco de Barcelona y refugiarse en casa de su hijastro en Sant Boi de Llobregat.

Casanova en 1719 fue amnistiado por Felipe V, a quien juró acatamiento (el pragmatismo) volviendo a ejercer como abogado hasta retirarse en 1737. Murió en Sant Boi de Llobregat en el año 1743 a la edad de 83 años, un mártir realmente longevo.

Conmemorando La Diada de Cataluña, se realiza  todos los años en Barcelona  una ofrenda floral en memoria al conseller en cap Rafael Casanova, presentándolo como mártir de la caída de Barcelona cuando en realidad había muerto veintinueve años más tarde en su domicilio en Sant Boi tras recibir el perdón real.

el tata martino en la ofrenda de casanovas

Piqué:

"Os hemos ganado vuestra Liga y ahora vamos a ganaros la Copa de vuestro Rey"

"Que se jodan los de Madrid, que nos vean dar la vuelta"

Casanova fue un burgués de Barcelona que en un momento crítico de la Historia de España, fue puesto al frente de una ciudad. Rafael Casanova peleó y defendió su idea de España: los fueros y leyes tradicionales austracistas (los fueros), como eran costumbre en la nación española de aquella época. Defendió Barcelona en nombre de esa España y lo hizo con la determinación que le obligaba la responsabilidad de su puesto de "Conseller en Cap" (Alcalde) de Barcelona .

 

LIDERES CATALANES IMPULSORES DE LA SECESION

"Catalonia is not Spain, is only a part of Spain."

 

ESTADIO BARCELONA PARTIDO CON EL EAL MADRID CTUBRE 2012


Clamor Anti-Español en el Campo Nuevo del Club de Futbol Barcelona

AUDIENCIA  Y CONDECORACION DEL BARSA A FRANCO

FRANCO RECIBE LA INSIGÑNA DE ORO DEL CF BARCELONA



Rafael de Casanovas un Patriota Español

Pilar Paloma de Casanova y Barón, descendiente de Rafael de Casanova, habla de su antepasado y reivindica su "patriotismo" y "españolidad" frente a los que quieren "adulterar la Historia"



Consecuencias de la Derrota

Con la caída de Barcelona terminó virtualmente la guerra de Sucesión en España. Después de caer Barcelona, Felipe V (un rey vengativo), suprime los fueros catalanes pero no prohíbe hablar catalán .

Los poderosos catalanes perdieron sus privilegios exclusivos. En las Cortes Catalanas, estaban representaban a los tres estamentos (clero, nobleza y burguesía urbana) a los que el Antiguo Régimen, les había concedido privilegios, olvidándose de la inmensa mayoría de la población. Del Rey emanaban todas las instituciones.

Felipe V no entregó el gobierno y la administración de Cataluña a sus fieles castellanos, pero prevaleció la opinión de la corte francesa. La responsabilidad estuvo en manos de los colaboradores "colaboracionistas" entonces se denominaron "botiflers". Uno de los más conocidos, Antón Vecina, representante de la nueva audiencia de Valls, organizó la institución catalana que hoy pervive: las escuadras o mozos, llamadas con el tiempo mozos de escuadras, un cuerpo regional de policía muy identificado con el pueblo catalán.

Pero es verdad que más tarde, la misma corona que le había arrebatado los fueros, concedió enormes ventajas a Barcelona, lo que favoreció a esta ciudad y favoreció su rápido crecimiento.

En 1718, Felipe V aprueba las medidas proteccionistas de la industria catalana. Quedaron prohibidas las importación de tejidos de Asia y China. Comenzó el aumento demográfico de Cataluña que pasó de 350.000 habitantes en 1708 a 820.000 habitantes en 1789. Desde Barcelona se exportaban tejidos y calzados, y el vidrio de Mataró y el papel de Olot. Felipe V también favoreció el incremento del cultivo de la viña, la exportación de vinos a América y la expansión de las cepas en el Ampurdán y el Penedés, lo que daría lugar a la industria del cava

En consecuencia, el Principado de Cataluña perdió sus fueros pero fue ampliamente compensado con medidas proteccionistas que solidariamente pagaron el resto de los españoles. Pero desgraciadamente estas medidas proteccionistas de Felipe V impidieron a largo plazo la innovación y la eficiencia de los procesos productivos de tejidos de lana y algodón de la industria catalana.

CUADRO FAMILIA FELIPE V

El idioma catalán y el Decreto de Nueva Planta

Termina la Guerra de Sucesión, Felipe V pudo dedicarse a la reforma de la administración de sus reinos españoles, que se conoce como Nueva Planta. Para algunos historiadores, el monarca Borbón es el artífice de la plena unidad de España

La nueva constitución, establecida por el Decreto de Nueva Planta el 16 de enero de 1716, es semejante a los que ya regían en los reinos de Valencia y de Aragón y que se impondría más tarde en Mallorca. Las instituciones catalanas quedaron suprimidas, como ya había establecido el duque de Berwick. En sustitución de ellas se implantó una Real Audiencia.

En el Decreto de Nueva Planta, encontramos un solo artículo (el 5º) con relación a la lengua: "Las causas de la Real Audiencia se substanciarán en lengua castellana". Esta es la única frase que aluda a la lengua en todo el famoso Decreto de Felipe V. Se trataba de eliminar el latín e imponer el castellano en las sentencias, cartas, decretos, peticiones y demás escritos dirigidos a la Real Audiencia. Según parece, el latín se mantenía todavía como lengua oficial diplomática y jurídica.

Es evidente que en la nueva constitución no aparece  la prohibición del catalán como lengua para hablar  entre   los catalanes.  

RAFAEL DE CASANOVAS

... y después qué pasó .....

Con el trascurso de los años volvió el pragmatismos catalán a llenar la hucha con muchas pesetas del imperio español y borbónico. El siglo XVIII, sobre todo con la llegada de Carlos III al trono, sería un éxito económico para Barcelona, gracias al esplendor de su puerto franco, abierto al inmenso negocio con América. La burguesía colaboraba con la monarquía borbónica durante una época de prosperidad y muestras de afecto a Carlos III.

Cataluña fue la gran beneficiada con el Decreto de Libre Comercio con América y las disposiciones del mercado nacional. Antes que catalanes eran burgueses; sacrificaron sus catalanismos en aras del balance económico cuando fue necesario. La burguesía catalana de aquella época no era liberal, ni defensora de la industria libre, ni de la libre competencia, ni de la modernidad, ni de la laicidad. Era católica y proteccionista hasta las entrañas y políticamente muy conservadora.

Los comerciantes catalanes compartían proyectos con Cánovas del Castillo. Fueron más colonialistas que Weyler y cerraron filas con Antonio Maura frente al anarquismo apoyando la represión la ley de fugas y al dictador Primo de Rivera.

En Cataluña, la Guerra Civil supuso la masacre de catalanes contra catalanes igual que en el resto de España. Durante el 39 la represión de los franquistas se ensañó con los campesinos y obreros, pero tres años antes, en el 36, con la vista gorda de los responsables políticos republicanos de Cataluña, la ERC y CNT-FAI se cargaron a un gran número de catalanes: abogados, periodistas, militares que no participaban del sueño de la progresía catalana. También la idea centralista y totalitaria de los victoriosos fue bien acogida por un gran número de burgueses catalanes: Francés Cambó, Josep Pla, Juan Estelrich, Eugenio d’Ors, Juan Antonio Samaranch, conde de Godó, Narciso de Carreras (“Barça es mas que un club”), Josep Maria de Porcioles ; todos ellos sentían y hablaban en catalán .

“Nada es como es sino como se recuerda” Azorín



Las Grandes Cifras de la Guerra de Sucesión

Entre 400.000 y 700.000 muertos en toda Europa.

200.000 doblones fue la cifra en que se tasó Menorca, vendida a Inglaterra como pago de las deudas militares de Carlos III.

72.000 armas requisadas en Barcelona tras la victoria de Felipe V.

39.000 soldados borbónicos sitiaban Barcelona en 1714.

12.000 fusiles se comprometió a aportar Inglaterra, junto a 8.000 hombres y 2.000 caballos, en la alianza con Cataluña contra los Borbones en el pacto de Génova del 20 de junio de 1705.

7.000 soldados perdieron las tropas aliadas en la batalla de Almansa en 1707. Será el inicio del fin de la causa austriacista.

61 días resistieron los barceloneses con la muralla abierta por las tropas del sorprendido duque de Berwick.


Crónicas Contemporáneas de la Diada

La verdadera historia del 11 de septiembre

Javier Barraycoa, vicerrector de Abat Oliba CEU de Barcelona

El 11 de septiembre de 1714 Barcelona se rindió a las fuerzas borbónicas. La ciudad, contra la costumbre de la época, no fue saqueada. Hecho que los barceloneses atribuyeron a las promesas que realizaron a la Patrona de la ciudad: entre ellas, que se rezaría perpetuamente el rosario en las plazas o se impediría que las mujeres vistieran impúdicamente. La derrota, a la postre, fue muy beneficiosa para Cataluña. Las numerosas tropas acantonadas en la Ciudadela sirvieron para impulsar la producción textil de Cataluña, pues debían abastecerse de uniformes. El siglo XVIII, pese a los gemidos nacionalistas, fue uno de los mejores para el Principado en términos de prosperidad y paz. Se abrieron las puertas de América a los comerciantes catalanes y la riqueza empezó a fluir. Pronto los catalanes se olvidaron de la derrota y participaron en los destinos de la monarquía hispánica.

Por ello, no es de extrañar que el padre del nacionalismo catalán, Prat de la Riba, dijera respecto a los defensores de 1714: “Admiradlos pero no imitadlos”, pues era consciente de la necesidad de España para la prosperidad de Cataluña. Los historiadores catalanistas aún no han sabido, o no han querido, explicar por qué una parte de Cataluña se posicionó con el Archiduque Carlos. Felipe de Anjou había sido recibido en 1702 con entusiasmo en Barcelona y había jurado las Constituciones Catalanas. La respuesta está en la Narraciones históricas de Francesc Castellví, un testigo privilegiado de la época y que el filósofo catalán Francisco Canals supo sacar a la luz. Tras un conflicto con las cátedras de la Universidad de Barcelona, se vio en el pretendiente borbónico un “modernizador” que atentaba contra la tradición tomista de la Universidad, pues deseaba otorgarlas a jesuitas identificados con la teología “moderna”. Este sustrato del conflicto ha sido convenientemente escondido, pues implica aceptar que el espíritu catalán enlazaba más con la Edad Media que con la modernidad que ahora pretenden defender los nacionalistas.

Las manifestaciones de religiosidad, españolidad y monarquismo del pueblo catalán posicionado con el Archiduque son más que contundentes. El bando que el venerado Rafael de Casanova emitió el propio 11 de septiembre, apelando al último combate, no deja lugar a dudas: “Se confía que todos, como verdaderos hijos de la patria, amantes de la libertad, acudan a los lugares señalados a fin de derramar gloriosamente su sangre y su vida por su rey, por su honor, por la patria y por la libertad de toda España”. Esto es así hasta tal punto que el historiador republicano Rovira y Virgili afirmó que los verdaderos herederos del 11 de septiembre eran los “carlistas de la montaña” y no los republicanos catalanistas. No deja de ser sorprendente que aquellos catalanes de 1714 se identificarían mucho más con los carlistas sublevados en Barcelona el 18 de julio de 1936, que no con cualquier militante de Esquerra Republicana de Catalunya.

Entonces, cabe preguntarse por qué, hoy en día, los nacionalistas celebran como una guerra de secesión lo que fue una guerra de sucesión. ¿Cómo es posible que la historia haya sido tan desvirtuada y que nadie se atreva a decir que el rey está desnudo? El filósofo Max Scheler, en su estudio sobre El resentimiento en la moral, nos da la clave. El resentimiento es una intoxicación psíquica fruto de una impotencia para aceptar la realidad. Produce efectos perniciosos como la reinterpretación de la realidad o la transformación de las estructuras valorativas. En la famosa fábula de la zorra, esta cambia su valoración sobre la uvas al no poder alcanzarlas, afirmando que estaban amargas cuando en realidad estaban maduras. Igualmente, el nacionalismo catalán ha sabido transformar la manifestación del espíritu tradicional de la Cataluña hispana, expresado en la resistencia pírrica de la Barcelona de 1714, en un ajeno espíritu independentista y antitradicional.

El resentimiento hacia la propia historia ha provocado que, en un siglo de nacionalismo, se haya distorsionado tanto la historia que incluso se nos ha hecho creer que los Mossos d’Escuadra son parte de las señas identitarias del catalanismo. Cosa extraña, pues el fundador de este cuerpo policial fue Pere Anton Veciana, un felipista entusiasta de la ciudad de Valls (Tarragona). Utilizó esas unidades para represaliar a los restos de guerrilleros austracistas que aún quedaban en las montañas.

Por eso, no es de extrañar que los nacionalistas escogieran como Diada nacional una derrota en vez de una victoria. Posiblemente, es el único caso en la historia política de los pueblos y nos manifiesta ese oculto resentimiento que impide a los nacionalistas reconocer la verdadera historia de Cataluña.


La Permanente Tergiversación Separatista de la Generalidad Catalana

 

Cambian el color de las banderas extranjeras en los barcos de un cuadro de 1692

 

Un ejemplo del ridículo generalizado  de la Generalidad Catalana y de  cómo se manipula la Historia de España, es este cuadro expuesto por el Gobierno Catalán en una exposición , inaugurada el 6 de febrero de 2014 en el centro Cultural Blanquerna de Madrid, sede de la Generalidad en la capital de España.

Los autores han  recurrido  a la reproducción de un cuadro, originalmente en blanco y negro, en el que han manipulado las banderas de algunos  navíos de guerra que supuestamente están atacando  el puerto de Barcelona. Curiosamente, la bandera  que ondea en los barcos que disparan sus cañones es la bandera actual española ( roja amarilla roja); para el resto de la flota han mantenido los colores originales blancos y negros. Que en la versión original coloreada se correspondía con los colores de las bandera de los Países Bajos

El grabado del francés Pierre Aveline “Barcelona, Ville Capitale de la Principauté Catalogne scituée  sur la mer Mediterranée” ; que es español sería, “Barcelona Villa capital del Principado de Cataluña”,  fue publicado en 1692, apareciendo posteriormente la versión en color  con la bandera de las Provincias Unidas de los Países Bajos en los barcos. La Generalidad , utiliza esta versión en la exposición del Centro Cultural Blanquerna de Madrid, pero cambiando las banderas de algunos navíos.

Los  autores del engaños, además de manipuladores son unos completos ignorantes de la Historia; ya que la bandera roja y gualda no apareció, hasta 71 años después del 11 de septiembre de 1714. En 1714, los navíos de guerra borbónicos en sus pabellones , llevaban la bandera blanca con el escudo de la casa Real.  Pero además , el cuadro original reproduce un hecho acaecido en Barcelona en 1692 y que por lo tanto nada tiene con la famosa fecha.

CUADRO MANIPULADO POR LA GENERALIDAD CATALANA

CUADRO MANIPULADO POR LA GENERALIDAD CATALANA

CUADRO MANIPULADO POR LA GENERALIDAD CATALANA

La Generalidad Catalana, ha llegado a financiar estudios que demuestran científicamente que  tanto Erasmo de Rotterdam ,  como  Colón,   Cervantes y a  Santa Teresa de Ávila son catalanes. Seguramente esta lista irá rápidamente enriqueciéndose .



Discurso de Victor Cucurull Miralles, secretaría nacional de ANC: burradas y mentiras del nacionalismo catalán "Cataluña fue en su día tan importante como hoy EEUU, Cataluña es la primera nación del mundo, en América se habla catalán, Cervantes era catalán, etc, etc". Si quieres reírte un buen rato, mira el vídeo. .


Todas las efímera separaciones de CataluÑa de EspaÑa

1) 12 años: 17 de enero de 1641. Pau Claris proclama la independencia de República Catalana. Cataluña acabaría durante 12 años siendo un protectorado francés para volver con agrado al redil español.

2) 6 meses: 8 de marzo 1873. En Barcelona se proclamó el Estado Catalán dentro de la Federación Española. El presidente provisional designado por las cuatro diputaciones catalanas para formar un gobierno provisional que convocaría elecciones a las Cortes catalanas fue Baldomer Lostau i Prats, uno de los jefes del Partido Republicano Democrático Federal.

El 21 febrero de 1873 se produce un motín federalista en Barcelona, proclamando el Estado Catalán y exigiendo la disolución de las tropas de Cataluña. La República Catalana, se proclama el 8 de marzo una vez ha huido de la ciudad de Capitán General , Eugenio de Gaminde y Los federalistas nombran a Baldomer Lostau i Prats presidente de la república. El ayuntamiento de Barcelona, principal impulsor de la insurrección, llegó a izar la bandera separatista, con dos franjas coloradas llenas de pequeñas estrellitas.

El 10 de marzo el Gobierno central atiende a las exigencias separatistas y decide disolver el Ejército de Cataluña.

El 20 se septiembre, Emilio Castelar asume la presidencia del Gobierno de España y envía al general Martínez Campos a Barcelona y se restablece la normalidad.

Fueron 7 meses de Estado Catalán dentro de la República Federal Española. Esto mismo ocurrió otras 2 veces más, durante la 2ª República, pero en este caso los periodo fueron más efímeros

3) 3 días: 14 de abril de 1931. Después de las elecciones municipales que dan la mayoría a su partido ERC, Francesc Macià proclama la República Federada Catalana dentro de la República Española desde el balcón de la Generalidad de Cataluña. Esta proclamación incomoda al gobierno provisional de la República Española, y tras conversaciones con los ministros Fernando de los Ríos, Marcelino Domingo y Lluís Nicolau d'Olwer, se llega al acuerdo de que el consejo formado en Barcelona debía actuar como gobierno de la Generalidad de Cataluña abriendo el camino a una nueva forma de autonomía catalana.

4) 12 horas: 6 de octubre de 1934. A las 8 y 10 minutos de la tarde, Lluis Compays ( ERC) proclama el Estado Catalán . Aprovechando el golpe de estado socialista de la Revolución de Asturias, el Presidente de la Generalidad Lluís Companys vuelve a proclamar unilateralmente el Estado Catalán de la República Española. El intento es rápidamente abortado; alrededor de las siete de la mañana del día 7 las tropas y Guardia de Asalto de la República Española, entran en el Palau de la Generalitat y detienen a Companys y a su gobierno. La Republica Española ha empleado todos sus medios y en tan solo 12 horas controla el intento de sedición

La realidad es clara , cada vez son más efímeras: 12 años, 6 meses, 3 días y 12 horas ..... ya veremos cuándo es la próxima y lo que dura.

¡Suerte Cataluña!.

CHISTE

CHISTE

El último intento: 6 de Octubre de 1934, 12 horas

siendo independientes de España

Companys ( ERC) Proclama el Estado Catalán Independiente

Para Compartir en Facebook

Aprovechando la gran cantidad de fotos que disponemos en internet sobre este hecho histórico, ahí va un resumen cronológico del último intento de separación de Cataluña. Fue una aventura separatista de ERC que para desgraciadamente de lagunos inocentes, terminó con la vida de 46 civiles y 38 militares.

8 horas después, a las siete de la mañana del día 7 las tropas y Guardia de Asalto de la República Española, entran en el Palacio de la Generalidad y detienen a Companys y a su gobierno. El Gobierno de la 2ª Republica Española ha empleado todos sus medios y en tan sólo 12 horas todo está controlado.

Fueron detenidos todos los participantes en la fracasada rebelión en la que murieron 46 personas y 38 militares. Durante aquel día más de tres mil personas fueron detenidas, entre las que se encontraba  Azaña El expresidente del gobierno español , había decidido irse a Barcelona ( que casualidad) tras perder las elecciones de forma completamente democrática: no aceptó su derrota.

En 1934, cuando la CEDA de Gil Robles, con el apoyo del Bloque Nacional de Calvo Sotelo, quiso hacer valer su mayoría absoluta, que habían conseguido en las últimas elecciones de noviembre de 1933, logró "imponer" la entrar en el gobierno de tan sólo dos ministros de la CEDA. Como consecuencia de esto, el PSOE dió el golpe de estado en Asturias contra los denominados fascistas de la derecha y esto animó a partido de ERC a proclamar el Estado Catalán.

En definitiva, la Revolución de Asturias fue, como muchos autores aseguran, el inicio de la Guerra Civil Española y la proclamación del Estado Catalán, fue su primera manifestación.

DENCAS

Una vez neutralizado, por las fuerzas republicanas, el intento de sedición, Companys y todo su gobierno (Excepto José Dencáns) fue detenido y encarcelado en el buque Uruguay, fondeado en el puerto de Barcelona. Los miembros del ex-gobierno de la Generalidad permanecieron recluidos hasta el 7 de enero de 1935, cuando fueron trasladados a la cárcel Modelo de Madrid para ser juzgados por el Tribunal de Garantías Constitucionales.

José Dencans fue, durante el golpe de Estado de Companys, el responsable directo de los grupos paramilitares (Los escamots). La verdad es que su actuación no fue muy heroica. Durante la noche del 6 de octubre, huyó del Palacio de La Generalidad, por las cloacas y vestido de mujer.

A través de las alcantarillas de Barcelona; Dencáns llegó hasta el puerto de Barcelona, donde embarcó y huyó con destino a Italia.  La valentía mostrada por el Consejero de Gobernación de la Generalidad fue objeto de toda clase de risas y burlas. Todo un héroe del independentismo catalán.

 



Muchas Empresas Asustadas Huyen de Cataluña


Click para Comentarios

Muchas Gracias!

Paco Domingo

Otras páginas del mismo autor :

Pronunciamientos Militares y Magnicidios en la España del Siglo XIX

Tauromaquia: el Arte Taurino en el Mundo de los Toros

Micomania: el Mundo de las Setas a tu Disposición

La Hemeroteca de la Corrupción



Libros Recomendados sobre La Diada y Guerra de Sucesión

Comprando estos libros, película o cualquier otro tipo de producto a través de estos enlaces, contribuyes al mantenimiento económico de esta web.

Muchas Gracias !

 

Libros

                   

                   

               

               

                   

                   

Enlaces a otros Libros relacionados con el Catalanismo

Cualquier compra que se realices en Amazón, entrado a la plataforma desde este enlace, sin que a ti te cueste más, contribuye al mantenimiento económico de esta web.



 

Bibliográficos de la Guerra de Sucesión y Catalanismo

 

Ricardo García Cárcel. "Felipe V y los españoles"

Josep María Gradera. "Cultura nacional en una sociedad dividida. cataluña 1838-1868.

García de Cortázar, Fernando. "Los mitos de la historia de España", Planeta, Barcelona, 1996; pp. 147-148.

Enric Ucelay. "La Catalunya populista: Imatge, cultura i política en l'etapa republicana, 1931-1939"

Joan Lluis Marfany. " La cultura del catalanisme"

Pabón, J, “Cambó”, 1876-1918, Barcelona, Alpha, 1952, vol.I, capítulo III, pp., 97-163.

Palacio Atard, V, “Manual de Historia de España”, “Edad Contemporánea I”, Madrid, Espasa Calpe, 1978, pp. 539 y ss.

Palomar Baró, Eduardo, Barcelona. Carta al director de El País, edición de Cataluña. Citado en José Luis Vila-San-Juan, "Mentiras históricas comúnmente creídas", pp. 235-236. Planeta, Barcelona, 1996


ENLACES

http://www.aetasrationis.com/uploads/2/0/8/2/2082620/reinado_archiduque_carlos.pdf

http://www.ellibrepensador.com/2009/09/11/la-verdadera-historia-del-11-de-septiembre-de-1714/

http://es.wikipedia.org/wiki/Rafael_Casanova

http://books.google.es/GUERRA+DE+SUCESION

Proclamación del Estado Catalán

Cataluña se independiza de España

felipev-borbon-barcelona

 


 

Videos Recomendados Sobre la Guerra de Sucesión


Un poco de humor ...jajaja..!!

Reunión clandestina del Frente de Liberación de Cataluña (FLC)

 


Gasol "Yo soy español y la mayoria de los catalanes también"

 


11 de Septiembre 1714 ¿Eran separatistas los Catalanes en la Guerra de Sucesión?

 


La Guerra de Sucesión

 


Cataluña en España: historia, cultura e identidad - Ricardo García Cárcel

 


   
Copyright © www.grandesbatallas.es